Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero plantea una respuesta singular para Cataluña en el encaje territorial

El expresidente socialista insta a volver al Estatut de 2010 para resolver la fractura

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, en el Colegio General de la Abogacía Española.

En pleno debate público sobre la posible reforma de la Constitución que promueve el Gobierno del PSOE para solucionar el conflicto territorial, el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero ha desgranado hoy su propuesta de resolución de la crisis catalana. La política y las reformas constitucionales están para resolver los problemas, defiende Zapatero, que plantea una "respuesta singular" para Cataluña porque el problema existe en esa comunidad y no en el resto, y porque detrás de los líderes independentistas hay dos millones de personas. Esta ha de ser una reforma constitucional, pero no solo, y quizá no en primer término.

"Hay un problema en Cataluña. No es un invento de unos políticos que por supuesto se han equivocado de lado a lado, porque han hecho lo peor que pueden hacer, que es desafiar la Constitución. Pero no podemos ocultar que detrás hay dos millones de personas, que piensan, sienten de una manera muy distinta a otros muchos", ha expuesto el expresidente en unas jornadas en Madrid del Consejo General de la Abogacía por el 40 aniversario de la Constitución. "¿Es un problema eso? Sí, es un problema. ¿Es serio? sí. ¿La política está para resolverlo? sí. ¿Con una respuesta singular? Pues claro", ha defendido.

Zapatero plantea volver a 2010, a la situación previa a la sentencia del Tribunal Constitucional —que anuló aspectos que habían sido aprobados por el Congreso de los Diputados y avalados en referéndum en Cataluña— y trabajar desde ahí porque ese es el momento en el que se produce la fractura en Cataluña. "El Estatuto respetaba la Constitución y discrepo de la sentencia de 2010 del Constitucional”, subraya el expresidente. La propuesta de Zapatero resuena en la que ha hecho el PSOE en periodos anteriores de “restaurar” aquellos elementos de autogobierno “dañados” desde la sentencia del Constitucional sobre el Estatut en 2010. Así lo defendió la gestora que dirigió el partido en 2017.

A partir de ahí, "la reforma constitucional puede ser uno de los fundamentos para reencontrar la convivencia, pero no el único y posiblemente no el primero que tengamos que abordar", entiende Zapatero, que aboga por un "gran pacto en torno al modelo territorial”. En el texto constitucional, el expresidente sí cree necesario incluir “los distintos sentimientos e identidades” que existen en España.

Más información