Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez lanza un mensaje de rigor económico con la elección de Calviño

El presidente completa su equipo económico con otra mujer para la cartera de Hacienda, María Jesús Montero, exconsejera de Susana Díaz

Con la elección de una alta funcionaria europea como ministra de Economía, Pedro Sánchez envía el mensaje a Bruselas y a los mercados de que su Gobierno cumplirá con la ortodoxia y los compromisos adquiridos con la Unión Europea. Junto a Nadia Calviño, directora general de Presupuestos de la Comisión, el presidente completa su equipo económico con otra mujer para la cartera de Hacienda, María Jesús Montero, exconsejera de Susana Díaz. Sánchez sitúa al frente del Ministerio de Fomento a su hombre de confianza, José Luis Ábalos. La catalana Meritxell Batet asumirá Administraciones Públicas.

Pedro Sánchez visita la concentración de la Selección Española. VÍDEO: EPV

En un momento de inestabilidad en Europa por las turbulencias políticas en Italia y España, Pedro Sánchez ha escogido a una ministra de Economía con un marcado perfil europeísta —tanto que es una de las españolas más influyentes en la Comisión Europea— y técnico de prestigio cuya elección no deja dudas de que el Gobierno de España cumplirá con los compromisos de Bruselas. El presidente socialista apuntala así el discurso de estabilidad económica que desarrolló en la moción de censura asumiendo también los Presupuestos del PP. Dos mujeres, una de ellas técnica, estarán al frente del área económica de su Ejecutivo. Solvencia, peso politico y personas de confianza, son los ingredientes que ha utilizado Pedro Sánchez para configurar su gobierno.

La futura ministra de Economía, Nadia Calviño (A Coruña, 1968), goza de gran prestigio en Bruselas y en el Eurogrupo al que se sumará ya como responsable de las finanzas españolas a finales de mes. Actual directora general de Presupuestos de la Comisión Europea, Calviño tiene una dilatada experiencia profesional de prestigio en Europa, donde lleva 12 años desempeñando altos cargos. Economista y abogada, se la considera socioliberal y es muy próxima al PSOE (es hija del primer director de RTVE en la era de Felipe González, José María Calviño), aunque no tiene ninguna experiencia política.

Al elegir a Calviño al frente de la cartera de Economía, Sánchez demuestra ser consciente de la incertidumbre que rodeaba su repentina llegada a La Moncloa. Calviño despeja dudas, como demuestran los mensajes que celebraron ayer su nombramiento (aún no oficial) por parte de la Comisión Europea y de relevantes voces del mundo económico como la de la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, que escribió en Twitter: “En un momento clave para la Unión Europea, tener a Nadia Calviño como nuestra nueva ministra de Economía es una garantía de que España seguirá aumentando su peso en las instituciones europeas”.

Sánchez comunica hoy al Rey su Gobierno

Pedro Sánchez tiene previsto comunicar hoy al Rey Felipe VI la composición completa de su nuevo Gobierno, según fuentes socialistas. Una vez el Monarca conozca la lista de su gabinete, el jefe del Ejecutivo la hará pública.

El jueves por la mañana los nuevos ministros irán a La Zarzuela a prometer o jurar sus cargos y después cada uno se instalará ya en su ministerio. El viernes se celebrará el primer Consejo de Ministros presidido por el presidente socialista. A pesar del goteo de nombres de los últimos días, aún quedan por conocerse los titulares de los ministerios de Defensa, Educación, Industria, Empleo y Cultura.

El presidente socialista ha elegido a otra mujer para su equipo económico, con la que además lanza un guiño interno: María Jesús Montero, hasta ahora consejera en el Gobierno de su exrival en las primarias, Susana Díaz, será su ministra de Hacienda. La andaluza tendrá que gestionar las cuentas públicas y los Presupuestos —si salen adelante los de 2018 y el PSOE logra pactar los de 2019—, un cometido que conoce bien aunque es licenciada en Medicina y Cirugía, ya que ostentaba la cartera de Hacienda y Administración Pública desde 2013 en la Junta. Eran conocidos sus disputas con Cristóbal Montoro. Aunque no era una susanista pata negra, Montero tiene una estrecha relación con la presidenta de la Junta de Andalucía. El equilibrio en la financiación autonómica, será una de sus tareas esenciales.

Si cada elegido tiene una característica que lo justifica, la de José Luis Ábalos como titular de Fomento tiene una trascendencia singular. Desde este ministerio se ostenta un gran poder y Sánchez se lo ha querido dar al secretario de Organización del partido. Se trata de la cartera inversora del Estado, con la que se puede igualar, equilibrar, beneficiar y perjudicar a las comunidades autónomas. Fuentes cercanas a Sánchez aseguran que el objetivo es “cohesionar el territorio” y por tanto atender a las comunidades más perjudicadas, aunque se reconoce que los límites presupuestarios condicionarán el intento de equilibrar las desigualdades. En Gobiernos anteriores, los ministros elegidos para este cargo eran de la máxima confianza del presidente del Gobierno. José Blanco, en el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) y Francisco Álvarez Cascos con José María Aznar (PP). Como Blanco, Ábalos, mano derecha de Sánchez, compaginará su labor de Gobierno con su puesto en el partido por lo que su poder aumentará aún más.

En otra responsabilidad de calado ha situado Sánchez a la catalana Meritxell Batet (Barcelona, marzo de 1973) que tendrá la misión de gestionar la crisis territorial abierta por el separatismo de un sector de la población en Cataluña como titular de la cartera de Administración Territorial. Batet, licenciada en Derecho, experta en constitucionalismo, pertenece al equipo de Sánchez desde los primeros pasos de este hacia el liderazgo del partido. La valenciana Carmen Montón (Burjassot, 1976), será la ministra de Sanidad. Esta licenciada en medicina y gran defensora de la sanidad pública al frente de la Consejería de la Comunidad Valenciana es muy conocida por Sánchez y el grupo parlamentrio al haber sido diputada en Madrid varios años.

Montón se une así a Carmen Calvo, vicepresidenta y ministra de Igualdad; Josep Borrell, Exteriores; Margarita Robles, Justicia o Interior, como ministros de la máxima confianza del presidente.

Más información