Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía alemana pide la extradición de Puigdemont por rebelión y malversación

Será el tribunal de Schleswig-Holstein el que decida sobre la entrega del expresidente catalán

Carles Puigdemont, en una imagen del pasado 18 de abril en Berlín.
Carles Puigdemont, en una imagen del pasado 18 de abril en Berlín. AFP

La fiscalía alemana del Estado de Schleswig Holstein solicitó el viernes formalmente la entrega de Carles Puigdemont por los delitos de rebelión y malversación, respaldando punto por punto la euroroden cursada por el Supremo español. Ahora le corresponde al tribunal superior del Land alemán en el que fue detenido el expresidente catalán decidir si acata la petición de la Fiscalía; algo que está previsto que suceda en las próximas semanas. Hasta ahora, el tribunal superior de Schleswig Holstein ha rechazado la entrega por rebelión y ha planteado dudas sobre la malversación.

“Después de analizar la sustancial documentación [enviada por España], no hay duda de que el requisito de doble incriminación existe tanto para rebelión como para malversación”, indica en su escrito la fiscalía, quien además critica al tribunal superior encargado de tomar la decisión última, por considerar que en sus decisiones preliminares se ha extralimitado en la aplicación de la euroorden al entrar a evaluar el fondo de la información aportada por España.

Más allá de junio

El tribunal de Schleswig Holstein ha emitido este viernes un comunicado en el que confirma haber recibido la petición de la fiscalía y donde informan a partir de ahora la van a estudiar y de que el plazo para pronunciarse de forma definitiva está de momento abierto. “Todavía está por ver si [la decisión] se producirá antes de finales de junio”. La ley alemana establece un plazo ordinario de 60 días para resolver este tipo de entregas, pero también prevé posibles ampliaciones en caso de necesidad. En las próximas semanas, los abogados de Puigdemont tendrán la ocasión de presentar los documentos que consideren necesarios para su defensa y el tribunal decidirá si convoca también una audiencia, según explica una portavoz del tribunal.

El tribunal recuerda además que serán los mismos jueces (tres), que hasta ahora han decidido mantener a Carles Puigdemont en libertad bajo fianza los responsables de adoptar la decisión final sobre la que no cabe recurso de apelación. En el caso de que el tribunal opte por la extradición por alguno de los delitos de la eurorden, Puigdemont sí podría en principio recurrir la decisión al tribunal constitucional alemán.

“Los argumentos de las autoridades judiciales españolas no tienen que ser comprobadas por las autoridades judiciales españolas”, indica en su escrito la fiscalía. “En el proceso de extradición, lo que tiene que ser comprobado es el requisito de doble incriminación. En ese contexto, la petición cursada a Alemania, cumple los requisitos del delito de alta traición”, el equivalente al de rebelión en el artículo 81 del código penal alemán. Por ello, vuelven a pedir como en dos anteriores ocasiones, el reingreso en prisión de Puigdemont.

En relación con la acusación de malversación de fondos públicos, la fiscalía considera que “no es relevante si los hechos son castigables en derecho alemán”, ya que la corrupción figura en el catálogo de 32 delitos para los que la decisión marco de la euroorden establece una entrega cuasi inmediata. Incluso en el caso de que hubiera que comprobar que se dan los requisitos según la ley alemana, la fiscalía considera que se cumplen, mientras que el tribunal duda de que se hayan producido pagos efectivos procedentes de fondos públicos.

Por último, la fiscalía de Schleswig Holstein sostiene que no consideran que concurra el error formal en la euroorden por que los jueces belgas tumbaron la entrega de tres exconsejeros catalanes.

En dos escritos anteriores, la fiscalía alemana ya había secundado la petición de la euroorden cursada por España que pide la entrega de Puigdemont por rebelión y malversación de fondos públicos. Por el contrario, el tribunal de Schleswig Holstein, el Land alemán en el que fue detenido Puigdemont ha rechazado hasta el momento que se den los requisitos para una entrega por rebelión y no se ha pronunciado claramente aún sobre si concurre o no malversación. Sí descartó además en su último escrito de hace poco más de una semana que pudiera haber un delito de perturbación del orden público, hasta cierto punto similar al de sedición en España. El Supremo español se inclina por rechazar a Puigdemont si Alemania no lo entrega por rebelión o sedición.

El tribunal ha considerado hasta ahora que no concurre el delito de rebelión porque a su juicio la violencia que se produjo en torno al referéndum independentista no fue suficiente como para hacer capitular al llamado órgano constitucional. Esa es la argumentación del precedente jurídico sobre el que se sustenta la tesis del tribunal alemán, relacionado con las protestas de la ampliación de una pista del aeropuerto de Frankfurt en los años ochenta.

La Fiscalía por el contrario sostiene en su escrito de este viernes que a su juicio sí concurre el requisito de la violencia. “La documentación suministrada por las autoridades españolas no es contradictoria y prueba la extensión de la violencia que ocurrió en Cataluña el día de la consulta, que debe ser atribuida al acusado”. Considera además la fiscalía que el propio tribunal “en su decisión del 5 de abril ya estableció que Puigdemont fue el iniciador y defensor de la implementación del referéndum”.

El 25 de marzo, Puigdemont fue detenido por la policía alemana al norte del país, junto a la frontera con Dinamarca. Tras pasar doce días en la cárcel de Neumünster, el expresidente fue puesto en libertad bajo fianza de 75.000 euros. Desde entonces, Puigdemont ha fijado su residencia temporal en Berlín, a la espera de que el tribunal de Schleswig-Holstein se pronuncie de forma definitiva sobre su posible entrega.

Más información