Sánchez propone regular una fórmula de acatamiento de la Constitución en las tomas de posesión

La iniciativa busca evitar a futuro que un presidente de la Generalitat pueda acceder a su cargo sin prometer su lealtad a la Ley Fundamental

Pedro Sánchez, reunido con Mariano Rajoy en La Moncloa.
Pedro Sánchez, reunido con Mariano Rajoy en La Moncloa.Julián Rojas

El PSOE llevará al Congreso una iniciativa legislativa para regular mejor las tomas de posesión de los representantes públicos con el objeto de que estén obligados a decir que acatarán la Constitución y respetarán al jefe del Estado. La propuesta, avanzada por Pedro Sánchez, busca evitar a futuro situaciones como la que se ha producido este jueves, cuando el nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha tomado posesión de su cargo sin manifestar su lealtad a la Ley fundamental, como ya hiciera Carles Puigdemont. 

Más información
El PSOE propondrá en el Congreso modificar el delito de rebelión para “adecuarlo” al secesionismo catalán
La Fiscalía estudia querellarse contra Quim Torra por delitos de odio
La justicia belga rechaza la entrega de los exconsejeros Comín, Serret y Puig por defectos en la euroorden

"Queremos regular y concretar los nombramientos de los altos cargos para que se produzca el ejercicio de lealtad a la Constitución", ha propuesto el líder del PSOE en Antena 3. El partido quiere evitar que los altos cargos puedan eludir acatar la Constitución y declarar respeto al Rey en las ceremonias de tomas de posesión, como ha hecho Torra. Para ello estudia fórmulas de modificación de la LOREG o de la Ley de altos cargos y que esta modificación se extienda a todas las Administraciones territoriales, para que obligue a presidentes de comunidades autónomas, consejeros y alcaldes, ha explicado Sánchez. También, una nueva norma específica para las tomas de posesión.

La LOREG ya regula que los candidatos electos tienen que "jurar o prometer su acatamiento a la Constitución". Pero la jurisprudencia del Tribunal Constitucional dice que el deber de sujeción a la Constitución para todos los representantes públicos no surge de este juramento o promesa, sino de la propia Constitución, que en su artículo 9.1 dice que los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico. En la sentencia 119/1990, el alto tribunal afirma que incumplir este requisito formal en la toma de posesión no priva de la condición de diputado o senador, sino solo si en el ejercicio de sus funciones incumple la ley.

Sánchez ha hilado su propuesta  —de la que no ha dado detalles— con la toma de posesión de  Quim Torra, en la que el President no ha prometido o jurado su cargo declarando que cumplirá con la Constitución y respetará al Rey, sino que ha declarado lealtad solo a la voluntad del pueblo de Cataluña. Así lo hizo también el expresidente Carles Puigdemont, a quien la entonces presidenta del Parlament, Carme Forcadell, preguntó solo si prometía "cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Catalunya representado por el Parlament", sin referencia alguna al Estatut, la Constitución y el Rey. Esa fórmula utilizada no tuvo consecuencias y Puigdemont tomó posesión.

"No nos parece aceptable que pueda haber tomas de posesión en las que no se ponga de manifiesto el acatamiento al orden constitucional", ha afirmado la portavoz parlamentaria del PSOE, Margarita Robles. El partido no anticipa si apoyaría un recurso del Gobierno contra la toma de posesión de Torra, que el Ejecutivo no ha avanzado. El PSOE sí quiere consensuar con el Gobierno esa reforma legal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El líder del PSOE considera que los independentistas continúan con este y otros actos provocando "un pulso a la Constitución española" y el Estado tiene que "pertrecharse mejor" ante su desafío, con una regulación más precisa.

Por ese mismo motivo, el PSOE propuso ayer la modificación del delito de rebelión en el Código Penal para "adecuarlo a la España del siglo XXI, de 2018", en palabras de Pedro Sánchez, con el objetivo de un mejor encaje de las conductas del separatismo catalán. La propuesta legislativa busca actualizar este delito a hechos que eran inimaginables hace años, explicó el líder del PSOE, esto es, que representantes públicos utilicen su posición al frente de instituciones para subvertir el orden constitucional, tal y como han hecho los independentistas catalanes.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS