_
_
_
_
_

El PP critica la pasividad de los ministros de Rajoy y reclama una reacción

Dirigentes de la formación piden que la aprobación de los Presupuestos reactive la agenda política

El PP critica la inacción de los ministros del Gobierno de Mariano Rajoy, a los que afea su “falta de iniciativa política”, haber “desaparecido” durante la crisis provocada por el caso Cristina Cifuentes, y refugiarse en La Moncloa justo cuando su formación atraviesa momentos de máxima dificultad. Esa queja avanza el cambio estratégico que le exige el partido al Ejecutivo tras los datos del CIS de mayo, en los que el PP obtuvo su peor registro histórico (24% de los votos). Fuentes de la formación reclaman al Gobierno que aproveche la aprobación de los Presupuestos para impulsar reformas que delimiten su perfil ideológico frente a Ciudadanos.

Mariano Rajoy, durante la sesión de control al Gobierno.
Mariano Rajoy, durante la sesión de control al Gobierno. ULY MARTIN

“El Gobierno entró en parálisis por el miedo a las reprobaciones de los ministros y está demasiado condicionado por la búsqueda del acuerdo y del pactismo. Está bien llegar a consensos, pero eso no puede desdibujar absolutamente todo [el perfil ideológico del PP] porque así parece que no tenemos modelo”, resumió una fuente que cuenta con la confianza de Rajoy. “Tenemos que ideologizar claramente al partido, porque si no, no va a haber diferencias con Ciudadanos. Y si quieres combatir así, difícilmente pueden seguir algunos de los ministros que hay”, opinó. “¿Qué ha vendido la ministra de Agricultura? ¿O el ministro de Educación?”, se preguntó este interlocutor sobre Isabel García Tejerina e Íñigo Méndez de Vigo. “Les preocupa más pactar que salir a dar la batalla”.

Más información
El Gobierno recurre la ley que permite investir a Puigdemont a distancia
Albert Rivera afirma que retira el apoyo al Gobierno en la aplicación del 155
Rajoy critica a Trump por romper el acuerdo con Irán

Dirigentes del máximo peso ya aconsejaron a Rajoy que aprovechara la salida al Banco Central Europeo del ministro de Economía Luis de Guindos, para hacer una amplia remodelación gubernamental que permitiera al Ejecutivo recuperar la iniciativa. Sin embargo, el líder del partido concluyó que cambiar de alineación solo un año y medio después de acceder a La Moncloa sería interpretado como un signo de debilidad. En consecuencia, Rajoy solo nombró a un nuevo titular de Economía, Román Escolano, y mantuvo al resto de ministros para evitar la sensación de fin de ciclo. Sin embargo, el paso de las semanas no ha calmado a su partido, acuciado por el ascenso de Ciudadanos y alarmado por un calendario judicial que penalizará sus expectativas electorales con sentencias sobre casos de corrupción.

“En cuanto hay un problema, los ministros se van del foco y no dan la cara”, argumentó un segundo interlocutor, que puso como ejemplo el caso Cifuentes, en el que ningún miembro del gabinete gubernamental tomó la iniciativa. “Están desaparecidos”, siguió. “Los Presupuestos deben marcar un antes y un después, porque abrirán un nuevo escenario”, argumentó. Y enfatizó, golpeándose una mano contra la otra, como quien da un golpe en la mesa: “Es el momento de que el Gobierno vaya a por todas”.

A un año de las elecciones locales, autonómicas y europeas de 2019 —que el PP entiende como una primera vuelta de los comicios generales previstos para 2020— la formación conservadora exige a los ministros que abandonen los edificios oficiales y recorran España.

La agenda de los ministros más viajeros, como Iñigo de la Serna (Fomento), Rafael Catalá (Justicia) o Juan Ignacio Zoido (Interior), contrasta con la de otros compañeros de gabinete, más centrados en los aspectos técnicos de su tarea que en los políticos, según señalan las fuentes consultadas por EL PAÍS.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Levy señala los efectos de la corrupción para explicar el CIS

La vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy, reconoció ayer el impacto de la corrupción en la bajada de nueve puntos del PP en el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y dijo que "es el momento de la reacción".

En declaraciones a Telecinco, Levy aseguró que "es cierto que han fallado unos mecanismos necesarios" por parte de algunas personas que, resaltó, "ya no están en el partido" y son aquellos los que "han hecho estas acciones ilegales". La dirigente popular también abogó por hacer "autocrítica" y pensar que su partido "quizá" no está llevando a cabo esas medidas que demanda el electorado de centro derecha.

Política económica

“Hay ministros que no dan la cara en los territorios”, se quejó el líder regional de una Comunidad clave para los intereses del PP.

“No lo han hecho en la vida, se van a poner a hacerlo ahora”, ironizó otro veterano dirigente popular, reconociendo que los ministros apenas participan en la actividad del partido. “Uno puede pensar que los siguientes pasos son que Rajoy haga un cambio de ministros, que elija pronto a los candidatos para las elecciones de 2019 y que hiciera algún ajuste en el partido... pero nada de eso va a ocurrir”, reflexionó.

La crítica a la inacción del Ejecutivo es mayoritaria en el PP, pero minoritaria en el comité de dirección que aconseja a Rajoy. No obstante, en este organismo también hay voces que piden que los ministros cambien de actitud y recuperen la iniciativa pese a la minoría parlamentaria del PP, que ha llevado al Congreso a una parálisis legislativa sin precedentes.

“Hay que perder el miedo a perder alguna iniciativa en el Congreso”, dijo en las últimas semanas el coordinador, Fernando Martínez-Maillo, reforzando la tesis de que el Ejecutivo debe apostar por marcar el perfil ideológico del PP frente a Ciudadanos con propuestas en educación, política penitenciaria o fiscalidad.

Los consejeros de Rajoy admiten que su partido ya tiene que compartir con el de Rivera una de las banderas que antes sostenía en exclusiva: la defensa de la unidad de España. Recomiendan, en consecuencia, que el PP opte por llevar iniciativas al Congreso que obliguen a Ciudadanos a decidir entre su alma de centro derecha y su corazón de centro izquierda. Y sostienen que ya no es suficiente con que Rajoy apele a la bonanza de la economía para ganar las próximas elecciones.

“Tenemos dos años para poner eso en valor, pero ahora se valoran muchas otras cosas en política: la imagen, las sensaciones, las percepciones que transmiten los partidos”, señaló un líder autonómico con las máximas responsabilidades, que también apuntó a la necesidad de que las caras visibles del partido se movilicen para acabar con la imagen de inacción del Gobierno. “Eso ya se valora más que los hechos”.

“Hay tiempo”, matizó una fuente de la dirección, que describió el alivio del PP por mantener la primera posición en el último barómetro del CIS. “La experiencia dice que una distancia de 1,5 puntos en ese sondeo se puede traducir en cinco puntos en las urnas”, opinó. “Cuando haya Presupuestos, podremos apelar a la remontada desde el número uno y volver a reclamar que somos el voto útil”.

Las próximas semanas serán decisivas para el futuro del PP. El partido afronta la reconstrucción de la formación en Madrid tras la dimisión de Cristina Cifuentes. Necesita aprobar los Presupuestos para asegurar la estabilidad de la legislatura. Y entonces, con Cataluña como eterno foco de tensiones, se incrementarán las exigencias del partido al Gobierno. Como dijo un dirigente: “Toca hacer política para demostrar que tenemos proyecto”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Juan José Mateo
Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_