Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cifuentes se ratifica en su versión y no dimite por el caso del máster

"He dicho la verdad, no he mentido en absolutamente nada", defiende la líder del PP

Mariano Rajoy saluda a Cristina Cifuentes en el inicio de la convencón nacional del PP. EPV - Quality

La presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, no dimitirá por el caso de su supuesto máster, pese a que Javier Ramos, el rector de la Universidad en la que supuestamente lo cursó, ha asegurado este viernes que “no consta el acta” de su preceptiva defensa del trabajo final; "ni se puede confirmar" que esta haya tenido lugar. Así lo ha anunciado la líder regional del PP a su llegada a la convención nacional que la formación conservadora celebrará hasta el domingo en Sevilla. Cifuentes ha derivado a la Rey Juan Carlos toda la responsabilidad sobre la falsificación del acta que supuestamente reflejaba su exposición ante un tribunal examinador y ha reiterado su versión de que sí realizó los estudios y presentó el trabajo final.

"Yo no voy a dimitir. No he cometido ninguna ilegalidad ni he mentido", ha dicho Cifuentes durante una comparecencia ante los medios de comunicación. "He dicho la verdad, no he mentido en absolutamente nada", ha añadido la presidenta de Madrid, que ha mantenido de nuevo que sí curso el máster, que presentó el trabajo final, y que lo defendió cumpliendo las reglas que se le transmitieron desde la Universidad. "Todas las cuestiones que se han conocido [en los últimos días] pertenecen exclusivamente al ámbito de gestión y de administración de la Universidad, y son cuestiones ajenas a cualquier alumno. Es la propia Universidad quien lo tiene que aclarar", ha argumentado. Y ha subrayado: "Yo presenté mi trabajo delante de tres personas (...) Que los tribunales lleguen hasta el final y determinen las responsabilidades. Además de la Universidad, yo soy la perjudicada. Si aquí hay una persona interesada en que se llegue hasta el final, soy precisamente yo".

Cifuentes se ha remitido a sus explicaciones previas, y específicamente a las que dio durante el pleno extraordinario en la Asamblea de Madrid celebrado el miércoles. La presidenta de la Comunidad de Madrid aseguró entonces que defendió su trabajo final el 2 de julio de 2012 durante una intervención de entre 10 y 15 minutos en el campus de Vicálvaro de la Rey Juan Carlos. Un acto del que la institución no guarda constancia documental, y que su rector ha venido a poner en duda durante su comparecencia de este viernes.

La polémica coloca al PP ante una difícil situación. Como ya hizo en Murcia, Ciudadanos puede pedirle que reemplace a la presidenta con otro diputado bajo amenaza de unirse en caso contrario a la moción de censura. Además, la dirección nacional del partido no tiene aún un plan b, puesto que aventura que todavía quedan réplicas del terremoto del caso Cifuentes.

Mariano Rajoy será quien decida el futuro de la presidenta regional. El presidente tiene marcado el mismo límite que ya aplicó cuando Ciudadanos exigió la dimisión de Pedro Antonio Sánchez como presidente de Murcia por su imputación en los casos Auditorio y Púnica: la defensa de ninguna persona justifica que el PP pierda el Gobierno.