Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior cesa a una responsable de seguridad de Cataluña por trasladar urnas para el referéndum

El Ministerio de Zoido destituye a la directora del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña (ISPC), Annabel Marcos

 La Policía Nacional requisa urnas en el ambulatorio del barrio leridano de Cappont.
La Policía Nacional requisa urnas en el ambulatorio del barrio leridano de Cappont. EFE

El Ministerio del Interior ha destituido a la directora del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña (ISPC), Annabel Marcos, por haber trasladado ocultas en su coche urnas para los centros de votación durante el referéndum ilegal del 1-O, según fuentes de Interior.

Así lo ha anunciado el Ministerio que dirige Juan Ignacio Zoido, que señala que ha tomado esta decisión en virtud de las facultades que le confiere la aplicación del artículo 155 de la Constitución, por el que el Gobierno mantiene intervenidas las instituciones catalanas desde el 27 de octubre, a la espera de que se conforme un nuevo Gobierno de la Generalitat tras las elecciones del pasado 21 de diciembre.

El departamento de Zoido ha reaccionado de manera fulminante tras conocer los hechos, publicados este martes por El Español, y ha comunicado ya a Marcos su destitución después de haber confirmado que ocultó urnas en su vehículo para llevarlas a los centros que el Govern había habilitado para votar.

El pasado 1 de Octubre, día de celebración del referéndum de autodeterminación suspendido por el Tribunal Constitucional, miles de urnas aparecieron en los 2.315 centros de votación sin que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado pudiesen intervenirlas. La sociedad civil, muy organizada a nivel local, logró burlar a la policía y colocar miles de esas cajas fabricadas en China en las mesas electorales.

Recuerda Interior que ha tomado esta decisión porque la aplicación del artículo 155 le permite desarrollar las competencias que le corresponden al Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña. Entre esas competencias están garantizar los derechos y libertades de todos los catalanes, velar por el cumplimiento de los principios recogidos en la Constitución y el Estatut y el absoluto reconocimiento a la profesionalidad de los agentes que integran el cuerpo de los Mossos d'Esquadra.