_
_
_
_

La Fiscalía del Supremo pide dejar en libertad a Forn por orden del fiscal general

El ministerio público solicita que Jordi Sànchez siga en prisión preventiva

Jordi Sánchez, en una imagen de septiembre de 2017.Foto: atlas | Vídeo: EFE / ATLAS
Reyes Rincón

La Fiscalía ha pedido este martes al Tribunal Supremo que deje en libertad bajo fianza de 100.000 euros al exconsejero de Interior de la Generalitat Joaquim Forn, que está en prisión preventiva desde el pasado 2 de noviembre. El cambio de criterio de la Fiscalía, que hasta ahora se había opuesto a la libertad de Forn, ha destapado discrepancias entre el fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, y la Fiscalía del Tribunal Supremo. Según fuentes presentes en la vista que ha celebrado la Sala de Recursos, el fiscal del Supremo Fidel Cadena no ha hablado durante la sesión para argumentar su posición, como suele ser habitual. Solo al final de la vista se ha limitado a decir que “por imperativo legal” e invocando el artículo 25 del Estatuto Fiscal, solicitaba que se dejara a Forn en libertad bajo fianza de 100.000 euros.

Más información
CONFERENCIA DE PRENSA DE PUIGDEMONT EN GINEBRA
La Fiscalía busca fórmulas para limitar la libertad de movimientos de Puigdemont
Sànchez pide con “extrema urgencia” al Supremo que le deje ir a la investidura
Forn considera que el auto de Llarena que rechaza excarcelarle “compromete su libertad ideológica”
Las 47 comunicaciones entre Jordi Sànchez y Trapero

El artículo invocado por el fiscal Cadena permite al fiscal general del Estado “impartir a sus subordinados las órdenes e instrucciones convenientes” en asuntos concretos. El texto dice también que el fiscal “que reciba una orden o instrucción concerniente al servicio y al ejercicio de sus funciones, referida a asuntos específicos, deberá atenerse a las mismas en sus dictámenes pero podrá desenvolver libremente sus intervenciones orales en lo que crea conveniente al bien de la justicia”.

La última vez que la Fiscalía del Supremo pidió que se mantuviera en prisión a Forn fue el pasado 12 de marzo, cuando informó al juez Pablo Llarena sobre la última petición de libertad formulada por el exconsejero de Interior. En aquella ocasión, el Ministerio Púbico presentó un escrito en el que consideraba que había motivos suficientes para mantener la medida cautelar, aunque abría la puerta a que se revisara esta decisión “periódicamente” para valorar si había cambiado la situación. Desde entonces, nada ha cambiado, pero el fiscal general ha dado órdenes de que en la vista que se celebra este martes el ministerio público solicita dejar a Forn en libertad bajo fianza.

En una nota difundida tras la vista, el ministerio argumenta “razones humanitarias” para dejar libre al exconsejero de Interior. “Se ha tenido conocimiento de la aparición de tuberculina, circunstancia esta que ha de ser tenida en cuenta”, explica la Fiscalía, que señala también que Forn abandonó el escaño el 24 de enero, “como muestra de su intención manifiesta de cese su actividad política y, con ello, nulo impacto del riesgo de reiteración delictiva” y admite que desde que ingresó en prisión no ha reincidido en sus delitos ni con sus manifestaciones ni con sus actuaciones.

La Sala de Recursos tiene ahora que decidir si asume la petición de la Fiscalía o, por el contrario, mantiene a Forn en prisión, como ha pedido la acusación popular que ejerce Vox, que sigue viendo riesgo de que el exconsejero de Interior reitere sus delitos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Sala ha revisado también este martes el recurso del expresidente de la ANC Jordi Sànchez para que le dejen en libertad. En su caso, tanto la Fiscalía como Vox han pedido que se mantenga la prisión preventiva. El ministerio público alega que hay un “extraordinario riesgo de reiteración delictiva” porque Sànchez mantiene su escaño por Junts per Catalunya, y su grupo y ERC le han propuesto como candidato a la presidencia de la Generalitat. Durante la vista, su abogado, Jordi Pina, ha anunciado que Sànchez está dispuesto a dejar el escaño si con eso se abre la puerta a salir de prisión.

La intención de Sànchez, que ha terminado su comparecencia, era convencer a los tres magistrados de la Sala de Recursos del Tribunal Supremo (Alberto Jorge Barreiro, Francisco Monterde y Miguel Colmenero) de que le dejaran en libertad. La Sala ha fijado para esta mañana la celebración de dos vistas para deliberar y resolver los recursos de apelación presentados por el exconseller de Interior, Joaquim Forn y el propio Sànchez contra la decisión del juez Pablo Llarena de mantenerles en prisión preventiva. El tribunal ha autorizado que a las vistas, celebraradas por separado, asistiesen los recurrentes, pero Forn había renunciado a esta posibilidad.

No obstante, la petición de Forn llegó a última hora de la tarde del lunes, cuando ya estaban organizados los traslados desde prisión al Supremo, y el exconsejero de Interior ha sido conducido esta mañana desde la cárcel de Estremera a los calabozos de la Audiencia Nacional, el lugar habitual al que llevan a los presos que tienen que comparecer ante el alto tribunal.

Jordi Sànchez, expresidente de la ANC y número 2 de la lista de Carles Puigdemont, fue trasladado también a primera hora de la mañana desde la cárcel de Soto del Real a los calabozos de la Audiencia. Desde allí fue conducido al Supremo cuando se acerque la hora de su comparecencia.

Es la primera vez que Sànchez comparece ante la Sala de Recursos. Ha sido una vista muy similar a la celebrada el pasado 4 de enero ante estos magistrados con Oriol Junqueras, que compareció para defender su petición de libertad. En aquella ocasión, la Sala, tras escuchar los argumentos de las acusaciones y del abogado del exvicepresidente catalán, dio un turno de palabra a Junqueras para que defendiera personalmente sus argumentos. Los magistrados hicieron pública un día después su decisión de rechazar la petición del exvicepresidente y confirmaron la prisión preventiva.

Aunque no haya habido comparezca ante los jueces, el Supremo revisará el recurso de Forn contra el auto de Llarena del pasado 2 de febrero de 2018, en el que le denegó la libertad al considerar que persistía riesgo de reiteración delictiva pese a que ha renunciado a su escaño de diputado autonómico. El juez basó su decisión en que no hay certeza de que “la voluntad política mayoritaria” en Cataluña sea respetar la ley para lograr la independencia a la que sigue aspirando el exconsejero de Interior, un argumento que, según su recurso, "compromete su libertad ideológica".

Sànchez, el candidato propuesto por Junts per Catalunya y ERC a la investidura, ha recurrido el auto del juez del 6 de febrero en el que Llarena rechazó su petición de libertad con el argumento de que mantiene su "ideario soberanista". En esta vista no se abordará el recurso del Sànchez contra la decisión de Llarena de impedirle asistir al pleno de investidura. Ese auto fue recurrido el lunes 12 de marzo por el abogado del exlíder de la ANC, pero todavía está en tramitación y su deliberación no tiene fecha

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Reyes Rincón
Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_