Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a un año de cárcel por quemar a un niño con el agua de la ducha

El menor, de tres años, sufrió lesiones en el 25% de su cuerpo y estuvo 42 días hospitalizado

El Palacio de Justicia de Oviedo.
El Palacio de Justicia de Oviedo.

Un hombre acusado de causar quemaduras a un niño de tres años con el agua de la ducha en su vivienda de Oviedo ha sido condenado a un año de prisión y al pago de una indemnización de 71.560 euros. El titular del juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo ha considerado al condenado culpable de un delito de lesiones por imprudencia grave, según ha comunicado el Tribunal Superior de Justica de Asturias.

El hombre era un amigo de la madre del pequeño. Las quemaduras, de segundo grado, afectaron al 25% del cuerpo del menor. Las lesiones le afectaron en el tórax, espalda y un muslo.

A consecuencia de las quemaduras causadas por el agua de la ducha, el niño pasó 42 hospitalizado y precisó de otros 141 para recuperarse de las quemaduras, precisando incluso cirugía estética para reparar los graves daños.

La sentencia también establece que el condenado deberá abonar al Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA) los gastos ocasionados por la asistencia médica al niño. La cantidad será establecida en la ejecución de la sentencia.

Además, se establece una orden de alejamiento de más de 100 metros del niño durante cinco años.