Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un niño se salva por unos centímetros de ser aplastado por una palmera

Un golpe de suerte ha evitado la fatalidad en Nakhon Ratchasima, Tailandia

Un golpe de suerte ha evitado la fatalidad en Nakhon Ratchasima, Tailandia.

Tong Gosungnern, un niño de dos años, estaba jugando el pasado sábado con sus amigos en la localidad tailandesa de Nakhon Ratchasima, cuando una palmera de nueve metros de altura se vino abajo a escasos centímetros de él. Una cámara de seguridad grabó la secuencia y muestra cómo la multitud se aleja del lugar ante la inminente caída de la palmera, mientras que Gosungnern permanece inmóvil. La madre del menor salió en su búsqueda y lo tomó en sus brazos huyendo de la escena. Los servicios de emergencia locales están inspeccionando todos los árboles de la zona para evitar que el vecindario pueda sufrir otro percance.

Más información