Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Alicante un depredador sexual que captaba menores con fines pedófilos

La Guardia Civil y el FBI desarticulan una red internacional que operaba a través de internet

Un agente de la Guardia Civil analiza el material incautado en Alicante.
Un agente de la Guardia Civil analiza el material incautado en Alicante.

La Guardia Civil ha detenido en Alicante a un depredador sexual, un destacado miembro de una red internacional dedicada a la captación en internet de menores con fines pedófilos, sobre todo niñas de entre ocho y 14 años, en una operación llevada a cabo en colaboración con el FBI. Por el momento han sido arrestadas 21 personas en Estados Unidos y en Europa y han sido identificadas 80 víctimas, a las que los detenidos derivaban a diferentes plataformas e inducían a participar en actividades de índole sexual. Los agentes prevén nuevas actuaciones en más países.

La operación, denominada Craven, se inició hace dos años, después de que el FBI descubriera la existencia de varios grupos organizados que actuaban a través de una plataforma online de videoconferencia en la que incitaban a participar a menores en actividades sexuales y grababan vídeos de esos comportamientos. Tras descubrir los vínculos con España, el FBI trasladó a la Guardia Civil la información de la que disponía a través del grupo de trabajo Violent Crimes Against Children International Task Force, ha informado la Guardia Civil en un comunicado. 

El trabajo conjunto se ha prolongado durante dos años, mediante vigilancia a través del ciberpatrullaje y la utilización de agentes encubiertos. Durante la monitorización de la plataforma utilizada por los investigados, se hallaron indicios de los componentes más activos actuaba desde España. Para engañar a las víctimas durante las tareas de captación, se hacía pasar por diferentes menores de edad. Una vez identificado plenamente y constatada su actividad en la plataforma investigada y en las redes sociales, se llevó a cabo el registro de su domicilio, donde se halló abundante material pedófilo, supuestamente producido por él mismo.

El grupo del que formaba parte el arrestado en Alicante, uno de los más activos de la red, estaba estructurado en diferentes roles que, a su vez, se dividen en dos grupos a los que los mismos integrantes bautizaron con los nombres de hunters (cazadores) y loopers. Los primeros realizaban las tareas de captación de menores en distintas redes sociales, centrando su objetivo principalmente en niñas de entre ocho y 14 años. Mediante el uso de perfiles con fotos de otras menores, conseguían atraer a sus víctimas a la plataforma de videoconferencia.

Cuando las niñas visitaban este lugar, los loopers entraban en acción. Emitían vídeos previamente grabados de otros menores con el fin de que las víctimas pensasen que estaban interaccionando con personas de su misma edad y no con adultos. En algunos casos estaban descargados de internet, en otros, se trataba de las imágenes captadas de las propias víctimas del grupo. 

El arrestado en Alicante alternaba ambos roles. Además, realizaba tareas de coordinación y dirección dentro del grupo, llegando incluso a establecer una serie de reglas de obligado cumplimiento. Por ejemplo, los integrantes de la red tenían prohibido interactuar en privado con las menores. El detenido obligaba al resto de componentes a cumplir con los roles que les eran encomendados, bajo amenaza de ser expulsados. 

El arrestado, mediante engaños a sus víctimas, consiguió que las niñas realizasen diversos tipos de actividades sexuales, llegando a solicitarles prácticas "totalmente aberrantes", según ha informado la Guardia Civil, al mismo tiempo que eran grabadas las imágenes, que eran posteriormente almacenadas en distintos dispositivos que le fueron intervenidos al arrestado. 

El análisis de la información intervenida durante la operación ha servido para conocer, además de las identidades que el arrestado en Alicante utilizaba en su actividad delictiva, otras plataformas que empleaba con la misma finalidad. Los agentes han obtenido datos clave sobre otros pedófilos gracias a esta información, tanto en España como en diferentes países de Europa y Norteamérica. Se está trabajando en esta información para la difusión, tanto en el marco del grupo Violent Crimes Against Children International Task Force como de Europol. Gracias al material intervenido, los agentes también han podido conocer nuevas víctimas, cuya investigación está en curso. 

Más información