Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE encabeza en Bruselas un frente contra la elección de la juez Elósegui

75 eurodiputados han firmado una carta rechazando su nombramiento por sus declaraciones homófobas

María Elósegui, jueza del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en la Facultad de Derecho de Zaragoza.
María Elósegui, jueza del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en la Facultad de Derecho de Zaragoza. EL PAÍS

O rectificación pública, o revocación de su nombramiento. Esas son las dos alternativas que pone sobre la mesa una iniciativa impulsada por los eurodiputados del PSOE contra la elección de la juez española María Elósegui como magistrada del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), en el punto de mira por sus declaraciones homófobas. 75 eurodiputados socialistas, liberales, verdes y de izquierda unitaria —28 de ellos españoles— han firmado una carta promovida por el PSOE, que remitirán este lunes al presidente del Consejo de Europa, el órgano que nombró a Elósegui el pasado 23 de enero, y a su homólogo del TEDH, donde ya ejerce la jurista española.

En la misiva, los socialistas piden a la jueza que dé marcha atrás en sus "alarmantes e inaceptables declaraciones homófobas", o en caso contrario sea relevada. La primera mujer española designada para ocupar un puesto como juez en el TEDH vinculó en el pasado la homosexualidad con distintas patologías, y defendió que los transexuales deben someterse a terapia. Los socialistas han incluido en la carta algunos de los fragmentos más polémicos de entre los expresados por la magistrada tiempo atrás. "Quienes construyan y realicen su comportamiento sexual de acuerdo a su sexo biológico desarrollarán una conducta equilibrada y sana, y quienes se empeñen en ir contra su biología desarrollarán distintas patologías", dice uno de ellos.

El Parlamento Europeo no tiene competencias para revocar el nombramiento de Elósegui, por lo que la intención de los eurodiputados es elevar la presión política contra su llegada al cargo o forzar una muestra de arrepentimiento pública que todavía no se ha producido. En una entrevista con EL PAÍS, la jueza aseguró que independientemente de sus opiniones personales, se limitará a cumplir la ley.

La delegación socialista en Bruselas estima insuficiente ese compromiso, por lo que durante las dos últimas semanas ha tratado de conseguir el mayor número de apoyos en la Eurocámara contra su nombramiento. En total han recabado para la iniciativa el respaldo de un 10% de los europarlamentarios, entre los que no hay ninguno del Partido Popular, los no inscritos, ni miembros de las plataformas euroescépticas y xenófobas con representación en el hemiciclo. 

"Ha vinculado la homosexualidad a patologías no solo en entrevistas públicas, sino en sus libros y artículos", critican los socialistas en el escrito remitido a ambas instituciones. Junto a la transcripción de algunas de sus frases literales, aclaran que son "solo algunos ejemplos de una larga trayectoria de textos discriminatorios y homófobos. Desafortunadamente hay más. Demasiados". Es en la última frase de la carta donde piden a los presidentes que, en caso de que Elósegui no exprese públicamente su arrepentimiento, inicien el procedimiento para destituirla.

Más información