Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una tesorera sin funciones económicas y contables para Camps

Yolanda García, encargada nominal de las finanzas del PP valenciano, se desvincula de las cuentas en el juicio del caso Gürtel

Yolanda García, a la izquierda, en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, el 19 de enero. Ampliar foto
Yolanda García, a la izquierda, en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, el 19 de enero.

Todo era posible en el PP valenciano en la época de Francisco Camps. Incluso contar con una tesorera en el partido sin conocimientos de económicos y de contabilidad, y con un cargo “vacío de funciones”. Este puesto fue ocupado por Yolanda García, trabajadora del partido y exdiputada autonómica, entre 2008 y 2012. Ayer se sentó en el banquillo de los acusados en el juicio por la financiación ilegal del PP valenciano en las campañas electorales de 2007 y 2008. La Fiscalía pide para ella seis meses de prisión por un delito electoral.

García se desvinculó tanto de la caja b de la formación conservadora, nutrida de donaciones de empresarios contratistas de la Generalitat, que acabó desvinculándose también de cualquier conocimiento o habilidad para ejercer el cargo de tesorera, que ocupó durante cuatro años. “No tengo ningún tipo de conocimiento contable, no sé de contabilidad”, manifestó la exempleada durante toda su declaración.

“Tenía un buen trabajo, ¿eh?”, ironizó el juez de la Audiencia Nacional José María Vázquez Honrubia ante tal alarde de desconocimiento de las labores esenciales para ocupar el puesto orgánico de mayor relevancia en las finanzas del partido. García, explicó que aceptó el cargo, pese a su insondable ignorancia en temas económicos, como forma de entrar en el Comité Ejecutivo del PP valenciano.

La tesorera de fantasía sí reconoció su firma en una serie de talones que el PP abonó a Orange Market, la empresa de la trama Gürtel que organizaba los actos del PP tanto en periodo electoral como ordinario. Esta mercantil percibió 3,4 millones de euros del partido en 2007 y 2008. De esta cantidad, 1,2 millones de euros los pagaron empresarios contratistas de la Generalitat en época de Camps, a los que Orange Market, dirigida por Álvaro Pérez, El Bigotes. Según ella, firmó los talones por indicación del exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa y el exvicesecretario de la formación David Serra.

De hecho ha insistido: "Yo no he realizado nada de contabilidad y ni siquiera tenía que supervisar a Cristina Ibáñez", la entonces gerente del PP de Valencia que declaró ayer como acusada. García aseguró en todo caso que no falsificó “ninguna factura” y que tenía la impresión de que todos los pagos que se realizaban a Orange Market correspondían a servicios efectivamente prestados por esta mercantil, controlada en última instancia por el cerebro del caso Gürtel, Francisco Correa.

La declaración de Yolanda García cierra una semana en la que Ricardo Costa reconoció ante el juez Vázquez Honrubia que el PP valenciano pagó las campañas electorales de 2007 y 2008 “con dinero negro de empresarios contratistas de la Generalitat” por indicación del entonces presidente autonómico Francisco Camps. La vista oral se reanudará el próximo 7 de febrero.

Más información