Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas reclama explicaciones a España por la contaminación de Madrid y Barcelona

La Comisión convoca a una reunión a nueve países que incumplen las normas de calidad del aire antes de llevarlos ante la justicia

Contaminación en Madrid el pasado miércoles.
Contaminación en Madrid el pasado miércoles.

España figura en el listado de nueve países de la UE convocados por la Comisión Europea a una reunión para que expliquen las medidas que están tomando contra la contaminación del aire. Bruselas tiene abiertos expedientes contra estos países por sus incumplimientos de la normativa comunitaria, y quiere que los ministros de Medio Ambiente rindan cuentas antes de llevar a estos Gobiernos al Tribunal de Justicia de la UE. En España, los incumplimientos crónicos se centran en Madrid y Barcelona.

Además de España están convocados a la cita —que será en Bruselas el 30 de enero— la República Checa, Alemania, Francia, Italia, Hungría, Rumanía, Eslovaquia y Reino Unido. Hay más Estados que han incumplido las normas. Es algo casi generalizado: 23 de los 28 han superado en algún momento los límites que fija la normativa.

Pero Bruselas solo ha convocado a los nueve que tienen ya un dictamen motivado, la última fase antes de que se lleve su caso al Tribunal de Justicia de la UE, según ha explicado este viernes la Comisión. "La reunión brinda una oportunidad a los Estados miembros para demostrar que se tomarán medidas adicionales y adecuadas para corregir la situación actual sin demora", ha añadido la Comisión a través de un comunicado.

El pasado febrero Bruselas envió la última advertencia a España por la contaminación del aire. Se centraba en la superación de los límites legales de dióxido de nitrógeno (NO2) –el contaminante más problemático, que causa dolencias respiratorias y que procede de los tubos de escape– en Madrid y Barcelona. En estas dos ciudades, los incumplimientos han sido constantes desde que en 2010 entraron en vigor los límites europeos para el NO2.

España, además, también tiene abiertos otros expedientes por el incumplimiento de los umbrales de las llamadas partículas PM10, que proceden al igual que el dióxido de nitrógeno del tráfico rodado y de las actividades industriales.

"Si no mejora de la calidad del aire, habrá consecuencias legales", ha advertido Karmenu Vella, comisario europeo de Medio Ambiente. La Comisión también ha recordado que cada año "más de 400.000 europeos mueren prematuramente como consecuencia de la mala calidad del aire y muchos más sufren de enfermedades respiratorias y cardiovasculares provocadas por la contaminación".

Reiteración de los incumplimientos

Las diversas advertencias de la Comisión a España en los últimos años no han supuesto una mejora de la situación. En septiembre el Gobierno español envió a Bruselas el Informe de evaluación de la calidad del aire en España correspondiente a 2016, que debe remitir a la Comisión Europea anualmente.

El Ministerio de Medio Ambiente indicaba en ese documento que se había "mejorado ligeramente" respecto a 2015 –un pésimo año debido al clima–. Pero admitía que se seguían incumpliendo los límites de la normativa europea. En el caso del dióxido de nitrógeno está fijado en 40 microgramos por metro cúbico de media. Y en siete zonas urbanas (Madrid y Barcelona, entre ellas) se superó ese índice en 2016. 

Más información