PETER POMERANTZEV | Investigador de los medios rusos

“Los Gobiernos deben tomarse muy en serio la desinformación”

Nacido de disidentes perseguidos por Moscú y educado en Reino Unido y Rusia, Pomerantsev codirige el primer centro especializado en campañas de desinformación de la London School of Economics

Peter Pomerantzev.
Peter Pomerantzev.Knihovna Václava Havla / Ondrej Nemec

Que la larga sombra del Kremlin llegara al sur de Europa era una cuestión de tiempo, teniendo en cuenta la implicación de la gran maquinara de injerencia rusa en Estados Unidos. Peter Pomerantsev (Kíev, 1977) lleva alertando de la grave amenaza de esa desinformación desde hace años. Nacido de disidentes perseguidos por Moscú y educado en Reino Unido y Rusia, Pomerantsev codirige ahora el primer centro especializado en campañas de desinformación de la prestigiosa London School of Economics. Tras trabajar como productor televisivo, en 2015 publicó uno de los libros fundamentales para entender cómo los medios rusos avanzan la agenda del Kremlin, La nueva rusia.

Pregunta. ¿Está Rusia sumida en una guerra informativa con Occidente?.

Respuesta. Exactamente. Sí. Y es muy profunda. En ese sentido Rusia aplica a sus medios una especie de anti-filosofía. Existe una guerra, en un lado están sus medios y en otro los de Occidente, como la BBC o EL PAÍS.

P. Usted ha analizado en profundidad la influencia de esas redes en Alemania. ¿Qué mueve a los medios rusos en informar sobre estos conflictos europeos de una manera tan sesgada?

R. Creo que en Alemania han jugado de manera inteligente porque tienen buenas conexiones con los grandes partidos. No hicieron ninguna gran operación allí como en EE UU o en Francia, pero había un apoyo, no oculto, porque se podía ver, a partidos como Alternativa por Alemania.

P. ¿Hay una alianza entre el Kremlin y la extrema derecha?

R. Creo que es más un baile que una alianza. El otro bando no es pasivo. Es más bien una especie de conversación. Se ve en EE UU de una manera muy espectacular. Los mensajes del Kremlin se introducen dentro de medios de extrema derecha en EE UU. Es una locura si lo piensas. La vieja derecha promueve los mensajes del Kremlin, y el Kremlin promueve los mensajes de la vieja derecha. Trabajan juntos.

P. ¿Qué puede hacer Occidente para contener estos efectos?

R. Hay que hacer buen periodismo, propiciar la transparencia. Lo primero es hablar de ello, sacar este debate en la esfera pública. Sobre todo tiene que ser en la esfera de la educación. El periodismo, los círculos académicos y las fundaciones tienen que abordarlo.

P. ¿Los Gobiernos pueden hacer algo?

R. Antes deben entender qué tipo de sanciones podrían servir de disuasión. Hay que encontrar algo que a Rusia le importe, algo que interrumpa los flujos de dinero y de energía. La respuesta a los ataques informativos podría no estar en el espacio informativo, podría estar en sanciones de algún tipo. En Occidente todos estamos buscando unas sanciones proporcionadas para este tipo de actividades porque la mayoría de los Gobiernos occidentales son conscientes de ellas, pero la mayoría no están convencidos de que sea un tema importante. Los Gobiernos no tienen claro hasta qué punto deben preocuparse por los bots rusos. No es un espacio político clásico para los Gobiernos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción