Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu reclama un nuevo modelo de Estado que respete las nacionalidades

El lehendakari apela al diálogo político para solucionar ya problemas políticos pero sin citar a Cataluña

Íñigo Urkullu en lehendakaritza en un acto del pasado mes de noviembre.
Íñigo Urkullu en lehendakaritza en un acto del pasado mes de noviembre.

El lehendakari cree que ya ha llegado el momento de empezar a trabajar en un nuevo modelo de Estado que reconozca las diferentes realidades nacionales. La tradicional recepción de Navidad a la sociedad vasca que Íñigo Urkullu ofrece cada año a los representantes del mundo de la cultura, la política, la judicatura y el deporte, le ha servido en esta ocasión para apelar al diálogo como la única vía para resolver problemas políticos, y para reforzar su apuesta por seguir construyendo una Euskadi "transversal" sobre los valores de la "integridad, apertura, integración y solidaridad".

Íñigo Urkullu que no ha citado a Cataluña ni una sola vez, cree que España tiene que afrontar una nueva transición que modernice el sistema institucional y actualice el modelo de relación territorial para después elevar ese debate a los pueblos sin Estado que coexisten en la Unión Europea.

En el discurso ofrecido en la lehendakaritza, Urkullu ha explicado que el objetivo principal de su gabinete es "la defensa y la reclamación del Autogobierno reconocido. Sin renuncias. Tenemos, además, el compromiso de profundizar, actualizar y adecuar nuestro Autogobierno", ha explicado. Después habría que negociarlo con el Estado y con la UE: "Es necesario avanzar en un nuevo modelo de Estado, también de Europa, que asuma, reconozca y respete sus propias realidades nacionales".

Es decir, propone tres niveles de negociaciones. Entre los partidos en Euskadi, primero, con el Gobierno central una vez actualizado el Estatuto vasco, después, y finalmente en la propia UE, para adoptar el modelo al de una Europa de las naciones que los nacionalistas reclaman desde hace tiempo. Pese a las diferencias entre los partidos vascos en torno a la formulación y encaje legal del derecho a decidir, Urkullu cree que los partidos tienen en Euskadi la oportunidad de alcanzar un acuerdo integrador como base para plantear un nuevo pacto con el Estado "que respete la relación bilateral con garantías".

Para el lehendakari "esta es la vía". Después de un año en el que Euskadi ha sellado la actualización del Cupo y de la Ley del Concierto mientras que el catalán ha sido intervenido a través del artículo 155 de la Constitución por desbordar el Estatut y la Carta Magna, el lehendakari no tiene ninguna duda de que la única vía es la del pacto. "Como responsables institucionales y políticos, este año, estamos siendo apelados al diálogo y la búsqueda de soluciones políticas para dar respuesta a problemas de naturaleza política. Esta es la vía", ha dicho a sus invitados.

Urkullu se ha referido a la Ponencia de Autogobierno que retomará en enero los trabajos para avanzar en una actualización del Estatuto dentro de los márgenes de la ley que ratifique ese carácter bilateral de la relación entre Euskadi y el resto de España. En un artículo publicado en EL PAÍS el pasado 4 de diciembre Urkullu explicaba que “la gestión de la relación bilateral se asienta en el reconocimiento y respeto mutuo, de forma que ninguna de las dos partes puede imponer a la otra su posición”, señala. Y argumentaba que “este sistema consagra la necesidad de dialogar, negociar y pactar en beneficio mutuo. En la práctica, durante todos estos lustros, la bilateralidad ha establecido un punto de soldadura entre Euskadi y el Estado”. En ese artículo Urkullu proponía utilizar el principio de la corresponsabilidad fiscal, la descentralización de los impuestos para mejorar la financiación autonómica.

Tras asegurar que su gobierno trabaja sobre los ejes del empleo, la reactivación y sostenibilidad, el desarrollo humano, la integración social, la igualdad, la convivencia y los derechos humanos manos, ha explicitado que en materia de autogobierno "nuestro compromiso es seguir construyendo Euskadi juntos, sobre los valores de integridad, apertura, integración y solidaridad".

Más información