Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué dicen los programas electorales del 21-D sobre los Mossos, TV3 y el turismo

Repasamos las promesas electorales de los partidos que concurren a las elecciones catalanas en varios temas que han marcado la agenda pero no están relacionados con el 'procés'

Los programas electorales de los partidos políticos que concurren a las elecciones catalanas del 21 de diciembre dedican buena parte de sus textos al procés, pero no solo. Más allá del desafío independentista, todos se fijan en temas amplios como la economía, la educación y la sanidad con mayor o menor detalle, desde las 18 páginas del PP a las 161 de Catalunya en Comú-Podem. Repasamos qué prometen en asuntos como  los medios de comunicación públicos, el retorno de las empresas a Cataluña, el paro, el turismo, los barracones en las escuelas y los Mossos d'Esquadra.

Un vehículo de TV3 entre la multitud en una concentración para pedir la liberación de 'los Jordis' en octubre.
Un vehículo de TV3 entre la multitud en una concentración para pedir la liberación de 'los Jordis' en octubre.

Medios de comunicación públicos

ERC

Quiere dotar de más recursos a la Corporació catalana de mitjans públics audiovisuals (CCMA), en la que se integra TV3. Para impulsarla propone además crear un área de innovación y fijar la programación infantil como “uno de los grandes valores añadidos” de la corporación. También espera reforzar la cooperación con medios públicos de otras zonas catalanoparlantes y promete “profundizar en los criterios de renovación, transparencia y profesionalidad en la elección de los miembros”.

Ciudadanos

En líneas generales, el partido promete “unos medios de comunicación públicos neutrales, plurales y al servicio de todos los catalanes” y “no al servicio de ninguna ideología”. Entre otras medidas, se centra en acabar con la publicidad institucional “repartida a dedo para financiar medios afines a la causa independentista” y despolitizar la programación para menores de edad. Plantean también cerrar el Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC), que consideran un espacio político, y recortar el presupuesto de TV3.

Junts per Catalunya

Quiere “reforzar el vínculo con otros territorios de habla catalana” de los medios de comunicación públicos, como ERC y CUP. También plantea equilibrar la presencia del catalán y el castellano en la radio y la televisión mediante la regulación del espacio radioeléctrico. Defiende además unos medios públicos y privados “que sean atractivos para el conjunto de la sociedad catalana y participen de la construcción, difusión y consolidación de un universo nacional y referencial propio”.

PSC

Reforzará las instituciones de garantía del pluralismo y la diversidad en el ámbito de los medios públicos y promoverá una nueva Ley de Comunicación de Medios de Comunicación Audiovisual de Cataluña. En ese nuevo marco legislativo, quiere reforzar los derechos del público a recibir una información plural y transparente. Promete también llegar a un acuerdo con el sector audiovisual catalán para “que este vuelva a convertirse en un puntal de la creación cultural y económica del país”.

Catalunya En Comú-Podem

Dedica un apartado a los medios de comunicación en el que propone reformar la ley 22/2005 para garantizar la pluralidad de los medios públicos y el acceso a los mismos de todas las personas. También plantea “blindar la plena independencia del CAC” y reformar el sistema de publicidad institucional para terminar con “el reparto basado en el amiguismo”. Sobre la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, propone un sistema de elección basado en una mayoría cualificada y la participación de los trabajadores en los espacios de gestión.

CUP

Defiende que la dirección de los medios de comunicación públicos deben ser elegidos por amplias mayorías parlamentarias que eviten su gubernamentalización y promete promover la participación de los trabajadores en los órganos de dirección, como Catalunya En Comú-Podem. También señala el poder de los medios comunitarios libres y autogestionados “esenciales para la fiscalización y transparencia de las administraciones”. Para garantizar la pluralidad, promueve que el espacio radioeléctrico sea ocupado por medios públicos, comunitarios y privados a partes iguales. Propone también la creación de una agencia pública de noticias y de un Consejo del Espacio de Comunicación Audiovisual en Catalán, en los que participen otras comunidades autónomas de habla catalana.

PP

Asegura que hará de “TV3 y de Catalunya Ràdio unos medios plurales al servicio de una información veraz y neutral” y que potenciará “el perfil profesional e independiente del ente”. Avanza además recortes del gasto, de las retribuciones de sus altos directivos y de la producción externa de su presupuesto.
Sucursal de La Caixa en la Ramblas de Cataluña, en Barcelona.
Sucursal de La Caixa en la Ramblas de Cataluña, en Barcelona.

Retorno de las empresas

ERC

Culpa de la salida de las empresas de Cataluña a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, a pesar de que comenzaron a marcharse antes. Con la retirada del 155, esperan “revertir los efectos” de lo que consideran una “campaña orquestada desde el Gobierno español con la intención de perjudicar la productividad de las empresas catalanas”. La economía catalana, dice más adelante, “ha mostrado una solidez admirable ante los ataques” y destaca que solo un 2% de las empresas se planteaban un cambio de sede, según una encuesta de PIMEC.

Ciudadanos

Promete poner en marcha un Plan de Choque “para el retorno de las empresas que se han ido de Cataluña por culpa del separatismo”. Complementarán el plan, que no detallan, con un programa de incentivos fiscales, financieros y administrativos para “restablecer la seguridad jurídica y la confianza en la economía catalana”.

Junts per Catalunya

No menciona este asunto en su programa.

PSC

Se muestra preocupado porque el traslado de sedes de empresas se extienda también a las direcciones operativas y la producción de estas. “El riesgo existirá hasta que Cataluña no se estabilice políticamente y vuelva a la legalidad para generar confianza y seguridad en la economía”, dice. Para promover su regreso y convertir a Cataluña en una referencia, los socialistas catalanes apuestan por “un acuerdo que garantice la seguridad jurídica, la estabilidad política, las infraestructuras, el personal cualificado y motivado y las oportunidades de negocio”.

Catalunya En Comú-Podem

Desarrolla un “plan transversal para el retorno de las empresas que se han marchado de Cataluña”. Las medidas que propone son “revertir las facilidades que dio el PP” para que estas empresas trasladasen su sede, garantizar un marco de estabilidad política y seguridad económica y “desarrollar un plan de trabajo conjunto con los agentes sociales, políticos y económicos del país”.

CUP

Ve la marcha de empresas de Cataluña como un “chantaje” y cree que estas compañías le han hecho el juego al Estado. “Cuanta menos dependencia tenemos de estas grandes empresas financieras, energéticas y de infraestructuras más soberanos somos”, dice el partido. Como anticapitalistas que son, afirman: “Ante la economía de rapiña y la economía financiera y especulativa, la CUP-CC aboga por situar en el centro de la economía las necesidades humanas y el entorno que posibilita la vida”.

PP

Propone “un paquete de medidas para devolver el atractivo” a la economía catalana y “para asegurar la vuelta de todas las empresas que se han trasladado”. Básicamente, se trata de una rebaja fiscal y de la supresión de impuestos como el de grandes superficies comerciales.
Unos obreros trabajando en calle Pelai en Barcelona.
Unos obreros trabajando en calle Pelai en Barcelona.

Paro

ERC

Quiere garantizar el derecho al trabajo de las personas, para empezar, mediante el establecimiento de un “salario catalán de referencia”. Plantea también la “lucha contra la precariedad laboral” con unas condiciones de trabajo mínimas que quedarán fijadas en el Marco Catalán de Relaciones Laborales. Propone además un plan de choque contra la temporalidad y la precariedad laboral.

Ciudadanos

Propone implantar un complemento salarial para los menores de 30 años que estudien y trabajen y establecer un sistema de incentivos para las empresas que despidan menos. Quieren implantar también los cheques de formación para desempleados.

Junts per Catalunya

Tira de clásico y propone cambiar el modelo productivo hacia uno basado en el conocimiento. Para lograrlo y revertir la pérdida de estabilidad, derechos laborales y puestos de trabajo que atribuye a la crisis, promete impulsar un proceso de concertación laboral que dé lugar a un “gran pacto de Estado”. El programa habla de conjugar la “flexiseguridad” y la “corresponsabilidad” y de equiparar las condiciones laborables a las del entorno europeo, incluyendo un salario mínimo de 1.100 euros brutos mensuales.

PSC

Dedica ocho páginas de su programa al empleo, con el que propugna el “derecho al trabajo y el trabajo con derechos”. Los socialistas catalanes proponen revisar el Pacto por la Industria, para la reindustrialización de Cataluña, y potenciar un plan de promoción de empleos verdes. Pretenden también poner en marcha una oferta formativa de reciclaje profesional y promover programas de segunda oportunidad formativa para jóvenes desempleados, junto a un plan de choque contra el paro juvenil.

Catalunya En Comú-Podem

Desarrolla en 10 páginas su visión para “superar” las reformas laborales del PSOE y PP, que califican como “máquinas de destrucción de empleo” y “apisonadoras de derechos sociales y laborales”. Para empezar, proponen reducir por ley la jornada laboral sin recortar los salarios, para repartir el trabajo y generar empleo en sectores clave como la economía verde.

CUP

Quiere crear planes de empleo público con contratación directa para “responder a la precariedad y reducir el paro” y apuesta por la autogestión y el cooperativismo “como formas de economía social al servicio de los intereses de las clases populares". Plantea también reducir la jornada laboral a 30 horas y elevar el salario mínimo interprofesional a 1.200 euros.

PP

No desarrolla ninguna estrategia ni plan específico contra el paro aunque asegura que el empleo volverá “a ser la prioridad” si gobiernan en Cataluña y que la comunidad autónoma tiene los recursos “para crear cientos de miles de empleos”. Como puntos concretos, apenas algunas menciones como que desarrollarán “una estrategia de trabajo público protegido para las personas mayores de 50 años que se encuentran en desempleo” y que lanzarán “bonificaciones fiscales y medidas extraordinarias para que las empresas contraten a personas mayores de 45 años”.
Un turista con flotador y toalla al hombro baja por las Ramblas.
Un turista con flotador y toalla al hombro baja por las Ramblas.

Turismo

ERC

Quiere ampliar la tasa turística como “un factor regulador de la capacidad de carga en determinados productos, servicios y territorios, así como para la financiación de la inversión en el fomento y mejora de productos, servicios y espacios turísticos”. Con la reformulación de la tasa pretende impulsar la planificación sectorial, la inteligencia de mercado, la promoción y la mejora de las infraestructuras turísticas.

Ciudadanos

Se propone recuperar “la imagen de Cataluña como destino turístico de referencia nacional e internacional” después de que el procés, en su opinión, la hayan dañado gravemente. Plantea además un Plan de Reconversión y Mejora de la Calidad Turística “que promueva la mejora de instalaciones públicas y establecimientos privados” y desarrollará estudios de impacto social y económico del turismo para garantizar “la convivencia entre visitantes y residentes”.

Junts per Catalunya

Tiene previsto activar un plan piloto de reconversión de destinos turísticos para actualizar la oferta existente y reformar la ley del turismo de 2002 para adecuarla a la realidad del sector. También habla de estimular una mejora de las retribuciones del sector.

PSC

Se propone abordar, en colaboración con los municipios, la regularización de la oferta ilegal de apartamentos y alojamientos turísticos y vigilar la calidad y el cumplimiento legal y fiscal “de los nuevos fenómenos de economía colaborativa”, como Airbnb. También menciona la redefinición de la tasa e impuestos turísticos. Quiere además abrir un debate en profundidad sobre la estrategia turística catalana.

Catalunya En Comú-Podem

Se centra en mejorar la calidad laboral en el sector del turismo, caracterizada por la precariedad, para lo que piensa implantar un plan integral contra “el abuso y la explotación laboral”. También aborda la necesidad de desarrollar una nueva regulación de los alojamientos más segura y garantista.

CUP

Se fija también en la tasa turística, que quiere convertir “en una auténtica herramienta de redistribución” que “destine su recaudación a paliar los impactos negativos del turismo, por ejemplo, el parque público de vivienda social”. Los anticapitalistas propugnan el decrecimiento para acabar con la “sobreexplotación turística” y la “precariedad laboral endémica y feminizada”.

PP

Quiere usar el dinero que la Generalitat se ahorraría tras el cierre de las embajadas de la Generalitat en “la internacionalización de la economía” y en “la promoción turística con la recuperación del tradicional prestigio de Cataluña”.
Barracones de la escuela municipal CEIP AEG de Terrassa en el inicio del curso 2007-2008.
Barracones de la escuela municipal CEIP AEG de Terrassa en el inicio del curso 2007-2008.

Barracones en las escuelas

ERC

No lo menciona.

Ciudadanos

Señala que con 20.000 alumnos estudiando en barracones, Cataluña es la comunidad con más aulas de este tipo en centros educativos de todo el Estado. "Agilizaremos y financiaremos la construcción de nuevas instalaciones educativas para todos los alumnos que actualmente hacen uso de ellos", promete.

Junts per Catalunya

No lo menciona.

PSC

No lo menciona.

Catalunya En Comú-Podem

No lo menciona.

CUP

Promete la construcción de centros públicos suficientes para cubrir todas las plazas y la eliminación de todos los barracones. En el mismo apartado habla de dotar los centros de enseñanza de sistemas de climatización sostenibles para soportar las olas de calor que "previsiblemente, cada vez serán más frecuentes".

PP

No lo menciona.
Momentos de tensión entre manifestantes contra el traslado de las obras de Sijena a Aragón y los mossos.
Momentos de tensión entre manifestantes contra el traslado de las obras de Sijena a Aragón y los mossos. EFE

Mossos

ERC

Quiere crear que un Cuerpo de Policía de Cataluña que integre a los Mossos y a las policías locales y que sea el interlocutor catalán en foros como la Mesa Antiterrorista. Propone aumentar la plantilla de efectivos de escala básica de los mossos pero a la vez, plantea estudiar la viabilidad de las policías locales “desde un punto de vista de costes y optimización de servicios”.

Ciudadanos

Sugiere que la acción de los mossos ha estado politizada y para revertirlo, quiere despolitizar “los mandos directivos de los Mossos d’Esquadra” y garantizar su “lealtad a las instituciones”. También impulsará “la integración, coordinación e intercambio entre los servicios de información e inteligencia de los Mossos d’Esquadra y los del resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Junts per Catalunya

Al contrario que Ciudadanos, cree que es necesario defender la honorabilidad de los Mossos y devolverles sus competencias para que ejerzan como la “policía integral de Cataluña”. Promete además invertir en recursos humanos, formativos y tecnológicos para que el cuerpo pueda hacer frente a los retos de seguridad como el terrorismo.

PSC

También quiere incrementar el número de efectivos de los Mossos y que se integren en las estructuras de la lucha antiterrorista de Europa. Al mismo tiempo, plantea desarrollar una “Ley del sistema policial de Cataluña, para superar el actual modelo de separación competencial y que contemple la intervención integral de las policías” en la comunidad autónoma.

Catalunya En Comú-Podem

Apuesta por un desarrollo legislativo para mejorar la coordinación entre cuerpos policiales y crear “un sistema de policía de Cataluña” en el que se integren los Mossos y las policías locales, igual que ERC. Prevé también dotar al cuerpo de recursos humanos y tecnológicos, y garantizar la transparencia y la rendición de cuentas.

CUP

Habla de los Mossos en su programa para señalar "su papel fundamental", junto al de la justicia, para el tránsito hacia la república catalana. “Los hechos nos han demostrado que es absolutamente necesario su compromiso político [de los funcionarios] con el mandato popular mayoritario, desde los Mossos hasta el personal administrativo”, insiste.

PP

Promete trabajar para “para devolver el prestigio y la normalidad a todos los cuerpos policiales”, como Ciudadanos. “Garantizaremos que los Mossos d’Esquadra son un cuerpo al servicio de la ciudadanía en Cataluña en el marco del Estado de derecho de España”, añade sin más detalles.

Más información