Víctor Laínez murió por varios golpes en la nuca, según la autopsia

Laínez falleció este martes como consecuencia de una pelea con el joven antisistema Rodrigo Lanza provocada por los tirantes que vestía con la bandera de España

Unos jóvenes miran la puerta del bar donde fue agredido Víctor Laínez.
Unos jóvenes miran la puerta del bar donde fue agredido Víctor Laínez.EFE

La autopsia practicada a Víctor Laínez, el hombre que murió el pasado 12 de diciembre en Zaragoza como consecuencia de una pelea provocada por los tirantes que lucía con la bandera de España, ha confirmado este jueves que su muerte se produjo como consecuencia de un traumatismo craneal y que recibió más de un golpe en la nuca, según informa el Heraldo de AragónLa pelea que terminó con la vida de Laínez se produjo sobre las 2.30 de la madrugada del pasado viernes en la calle Antonio Agustín, en el casco viejo de Zaragoza, donde la víctima y su presunto agresor, el joven antisistema Rodrigo Lanza, coincidieron mientras tomaban copas con sus respectivos acompañantes en el bar El Tocadiscos. Según los testimonios recabados por la policía, el atacante y las tres personas que iban con él —un hombre y dos mujeres— increparon a Láinez por sus tirantes y le llamaron "facha". Él respondió a los insultos.

Más información
Un crimen por los colores de una bandera
El nieto de almirante acusado de matar por unos tirantes
Fallece en Zaragoza un hombre agredido por llevar tirantes con la bandera de España

Tras el incidente, Laínez, de 55 años, abandonó el local y los dos agresores salieron tras él. Según los testigos, fue Lanza quien supuestamente propinó a Laínez un fuerte golpe en la cabeza con una barra metálica que le dejó inconsciente en el suelo. El agresor y su acompañante propinaron además varias patadas al caído antes de huir. Sin embargo, los forenses aún no han podido concretar en su informe preliminar de qué tipo de objeto o herramienta se valió el autor del crimen para atacar a la víctima por la espalda. Los especialistas se encontraron con un cuerpo bastante alterado por los tratamientos médicos y todavía deben estudiar las lesiones para concretar qué objeto utilizó el agresor.

Rodrigo Lanza, un activista del movimiento okupa que en 2008 ya fue condenado a prisión por dejar tetrapléjico a un guardia urbano en Barcelona, ha declarado este jueves a ante la magistrada del juzgado de guardia de la Ciudad de la Justicia zaragozana. 

Laínez, natural de Terrassa (Barcelona), aunque residente en Zaragoza desde hace años, ingresó después de la pelea en el Hospital Clínico de la capital aragonesa con un severo traumatismo craneoencefálico y cuatro coágulos que le provocaron la muerte cerebral el pasado martes.

La misma noche de la agresión, la Policía Nacional abrió una investigación que desde el primer momento se dirigió hacia integrantes de los grupos radicales de izquierda zaragozanos. Las pesquisas permitieron la detención de Lanza a última hora del lunes. El martes, la Policía detuvo, y luego dejó en libertad, a su acompañante, a quien imputa omisión del deber de socorro pues, aunque estaba con el presunto agresor, no participó en el ataque.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Rodrigo Lanza Huidobro procede de una familia de clase media alta chilena. Nacido en Viña del Mar hace 33 años, este joven antisistema es nieto del almirante Sergio Huidobro, uno de los principales apoyos del dictador Augusto Pinochet.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS