Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Freixenet agradece a Rajoy la aplicación del 155 porque ha producido “normalidad”

El jefe del Ejecutivo afirma que el Gobierno "quiere hablar, pero sin imposiciones"

De izquierda a derecha, Mariano Rajoy, José Luis Bonet, Andrea Levy, Pedro Ferrer y Xavier García Albiol, durante la visita.
De izquierda a derecha, Mariano Rajoy, José Luis Bonet, Andrea Levy, Pedro Ferrer y Xavier García Albiol, durante la visita.

Pasado el ecuador de la campaña, el PP ha decidido volcarse en esta fase con el empresariado catalán. Y este miércoles le ha tocado el turno a Mariano Rajoy, después de que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se reuniera en Barcelona el martes con las asociaciones de comerciantes y hosteleros. El jefe del Ejecutivo ha visitado las bodegas de Freixenet en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona), donde el presidente de la compañía, José Luis Bonet, ha aprovechado para "agradecer" al Gobierno la ejecución del artículo 155 de la Constitución. "Nosotros lo que queremos es normalidad. Y esa normalidad se ha producido por la aplicación del 155", ha afirmado el directivo.

"A veces, se fijan unas prioridades que en absoluto tienen que ver con los intereses de las personas y se hace mucho daño a la mayoría. Más de 3.000 empresas han abandonado Cataluña", ha insistido Rajoy durante su encuentro con Bonet. Una cita que no se han querido perder Xavier García Albiol, cabeza de lista de los populares el próximo 21-D, y Andrea Levy, número dos en la lista por la provincia de Barcelona. "Trabajaremos para que todo el mundo vuelva a Cataluña", ha continuado el presidente del Gobierno, que ha denunciado el "boicot" a los productos de esta comunidad: "Los empresarios no tienen la culpa de las decisiones irresponsables que adopten sus dirigentes políticos".

Rajoy también ha mostrado su predisposición a abrir nuevas vías de diálogo tras los comicios. Aunque, con matices: "El día 22, el Gobierno será el mismo y quiere hablar. Pero no aceptará imposiciones, ni que Cataluña se quede fuera de España y de Europa". Unas palabras que han sucedido a las de Albiol, que ha suavizado su mensaje contra el resto de fuerzas denominadas constitucionalistas. "Es positivo que Ciudadanos y PSC cuenten con más representación, pero el PP tiene que estar también más fuerte porque es el que puede propiciar que la suma de los tres partidos genere ilusión en la sociedad catalana", ha afirmado el candidato conservador, que le ha pedido a Miquel Iceta que "se centre en lo prioritario". "Y los indultos no lo son", ha aseverado, en referencia a las palabras del socialista, que ha dicho que pediría esta medida de gracia para los políticos secesionistas para "cerrar heridas".

El presidente del Ejecutivo ha aprovechado este viaje para pasar antes por Badalona, cuna del candidato Xavier García Albiol. Allí, donde un vecino le ha regalado una pulsera con los colores de la bandera nacional que ha lucido durante la jornada en la muñeca, el presidente del Ejecutivo ha presentado al PP como "la única garantía de que Cataluña siga siendo España y Europa". "El día 21 se celebran elecciones. Pero, el 22, ese Gobierno y ese presidente que puso en marcha el artículo 155 de la constitución van a seguir ahí", ha remachado el dirigente conservador durante la inauguración de la nueva sede de los populares en la localidad barcelonesa, donde obtuvo uno de sus mejores resultados en los comicios catalanes de 2015. Fue la segunda fuerza más votada con casi el 23% de las papeletas. A nivel autonómico quedó quinta con el 8,5%.

Rajoy brinda, junto a Albiol, en unas nuevas instalaciones del PP en Badalona.
Rajoy brinda, junto a Albiol, en unas nuevas instalaciones del PP en Badalona. EFE