Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros

El colectivo reivindicaba un aumento de 250 euros en el complemento específico salarial

Protesta de los examinadores del carné de conducir ante la sede de la Dirección General deTráfico (DGT), en Madrid.
Protesta de los examinadores del carné de conducir ante la sede de la Dirección General deTráfico (DGT), en Madrid.

Los examinadores de tráfico han desconvocado la huelga que mantienen desde hace cinco meses con la que reivindicaban un aumento de 250 euros en el complemento específico salarial. Tras reunirse con todos los grupos parlamentarios a excepción del PP, la asociación de examinadores de tráfico, Asextra, ha anunciado la desconvocatoria de los paros que de lunes a miércoles han mantenido desde el mes de junio, aunque en agosto no se convocó al estar cerradas las jefaturas de tráfico y otros centros de exámenes.

Asextra espera que los presupuestos generales del Estado (PGE) para 2018 incluyan el complemento específico que reivindican (250 euros mensuales brutos), según un acuerdo firmado con todos los grupos de la oposición. Hace menos de un mes, el 16 de noviembre, Ciudadanos añadió como condición para respaldar los presupuestos generales del Estado de 2018 que se solucionara el conflicto con los examinadores. El partido pedía entonces al Gobierno que se incluyera en las cuentas una partida de 2,5 millones de euros para cubrir el complemento específico que solicita el colectivo movilizado.

El portavoz de Asextra, Joaquín Jiménez, ha asegurado que con la huelga no quisieron perjudicar a las ciudadanos, aunque ha pedido disculpas por las molestias ocasionadas, que han provocado la suspensión de al menos 193.000 exámenes teóricos y prácticos. Una situación que motivó que la DGT fijara para este mes unos servicios mínimos del 50% al fracasar las negociaciones con el colectivo para intentar llegar a un acuerdo. Desde el inicio del conflicto, Tráfico ha mantenido que la demanda de los examinadores del aumento del complemento específico salarial era inviable.

España ha perdido casi un 20% de los examinadores de tráfico en cerca de una década. Es decir, desde 2009, la plantilla de los trabajadores encargados de evaluar las habilidades de quienes quieren sacarse el carné de conducir se ha reducido una quinta parte.

Joaquín Jiménez ha advertido de que el final del conflicto "solo será definitivo" cuando el aumento solicitado quede reflejado en sus nóminas y ha asegurado que estarán "muy expectantes" ante los movimientos a todos los niveles tanto del Gobierno, administración pública y DGT durante los próximos días.

Según ha recalcado, se trata de dar, "una vez más", un voto de confianza al Ejecutivo, al que avisan de que, de sentirse defraudados sabrán responder unidos y dejar constancia de su malestar a través de las acciones que estimen necesarias.

Más información