Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pendientes de la actualidad... y con Villarejo de compañero de prisión

Junqueras y los otros cinco exconsejeros pasan sus primeras jornadas en prisión atentos a la prensa y la televisión

Centro penitenciario de Estremera. VÍDEO: ATLAS

Lectura de la prensa, largos ratos ante la televisión y conversaciones entre ellos. Oriol Junqueras y los otros cinco exmiembros del Gobierno de la Generalitat que permanecen ingresados desde la noche del pasado jueves en la prisión madrileña de Estremera pasan buena parte de la jornada pendientes de lo que ocurre en Cataluña, según aseguran fuentes penitenciarias. Repartidos de dos en dos en tres módulos de centro, los cinco políticos tienen como compañero de prisión desde la medianoche del domingo a uno de los supuestos integrantes de la brigada patriótica que, precisamente, tuvo participación en la llamada Operación Cataluña: el comisario jubilado José Villarejo, encarcelado tras su detención el pasado viernes dentro de la Operación Tándem.

Los seis políticos catalanes han sido repartidos de dos en dos en los módulos 3, 4 y 7 del centro penitenciario, calificados desde el propio Ministerio del Interior como "blandos" ya que los ocupan presos poco conflictivos. De hechos, dos son de los denominados "de respeto", con un régimen de vida más flexible y en los que los internos se autoorganizan para repartirse las diversas labores diarias. En el tercero hay, sobre todo, presos "primarios" -los que ingresan por primera vez en prisión- o de edad elevada. En cada uno de estos módulos, Junqueras y sus compañeros tienen acceso a instalaciones como el gimnasio, la biblioteca y la sala de televisión.

Según las fuentes penitenciarias consultadas, hasta ahora solo han hecho uso de las dos últimas para consultar los periódicos del día y ver los informativos. "Todos han estado muy pendientes de lo que ocurre en Cataluña y con Puigdemont en Bruselas", añade esta fuente. Hasta este lunes, ninguno se había apuntado a ninguna de las actividades que ofrece el centro penitenciario. A sus compañeras Dolors Bassa y Meritxell Borràs -recluidas ambas en el mismo módulo en la cárcel de mujeres de Alcalá de Henares- se las ha visto en el gimnasio y el taller de manualidades, pero tampoco se han apuntado de momento a ninguna actividad organizada por el centro. 

Con su nuevo compañero de prisión, Villarejo, no coincidirán. Este ha sido recluido en el módulo polivalente 4, en el que permanecen recluidos por motivos de seguridad cerca de 40 miembros de las Fuerzas de Seguridad acusados de todo tipo de delitos. Junto al presunto integrante de la policía patriótica también entró en prisión otro alto mando policial, el comisario Carlos Salamanca, también arrestado por la Unidad de Asuntos Internos dentro de la Operación Tándem. Villarejo ha admitido públicamente que él fue la persona que convenció a la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola para que acudiera a declarar a la Audiencia Nacional contra el primogénito del expresidente de la Generalitat. También declaró como testigo ante un juez de Plaza de Castilla hace unas semanas para explicar su relación con el polémico 'pendrive' con información sobre las finanzas del clan Pujol que la Policía intentó incorporar de manera supuestamente irregular al sumario que se sigue contra el político catalán y su familia.

En Estremera también se encuentra recluido Luis Pineda, presidente de Ausbanc, quien ocupa una celda en el módulo 11 de la prisión a la espera de ser juzgado. Antes pasaron por este centro penitenciario el cabecilla de la trama Púnica, Francisco Granados, quien ingresó en ella en octubre de 2014 -solo seis años después de haberla inaugurado- y la abandonó el pasado verano. Otros presos mediáticos que han pasado por algunas de sus 1.008 celdas son el señalado como rey del porno español, Ignacio Allende, más conocido como Torbe; y Sergio Morate, el recientemente condenado por el asesinato de dos chicas jóvenes en Cuenca.

Más información