Urkullu allanó el camino con contactos políticos y empresariales para que Puigdemont convocara elecciones

El lehendakari, que no confirma la mediación, aseguró antes del último viraje del president que estaba "satisfecho" con la eventual cita electoral

El lehendakari y el portavoz del Gobierno hablan con el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso.
El lehendakari y el portavoz del Gobierno hablan con el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso.L. RICO

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha desplegado una intensa agenda en las últimas 72 horas, para intentar que el presidente Carles Puigdemont cambiara la Declaración Unilateral de Independencia por una convocatoria de elecciones. Aunque oficialmente la lehendakaritza ni confirma ni desmiente la mediación de Urkullu, fuentes parlamentarias aseguran que en las últimas horas no solo se ha reunido con empresarios catalanes, sino que con el aval de la presidencia de la Generalitat catalana ha hablado con "miembros del Gobierno central" para lograr un entorno más favorable a la resolución de la crisis catalana que no pase por la intervención de la autonomía.

Más información
Urkullu: “Ni la imposición, ni la vía judicial, y mucho menos la vía penal, son la solución a Cataluña”
Incomodidad para el lehendakari
El Gobierno vasco aprovecha la debilidad presupuestaria de Rajoy para acelerar el autogobierno

Unos movimientos que inicialmente llevaron al president a convencerse de que la convocatoria electoral era la mejor opción, pero que poco después cambió, tras aplazar dos veces su comparecencia. El lehendakari pidió primero a la UE una mediación y después se ofreció al propio Puigdemont para "ayudar en lo que sea" para evitar la declaración unilateral de independencia. Urkullu, según estas fuentes, ha pedido "distensión y diálogo" al Gobierno de Mariano Rajoy y la no aplicación del artículo 155, aunque se tramite, y por otra parte al president, Carles Puigdemont que restablezca la legalidad con una convocatoria de elecciones dentro del Estatut. De momento, Urkullu no ha logrado desbloquear el conflicto.

Urkullu ha dicho este jueves en el Parlamento vasco, cuando le han preguntado por el previsible cambio de postura de la Generalitat, y antes de la primera comparecencia en la que cobraba peso la posibilidad de que convocara elecciones, que estaba "satisfecho". Esa vía de mediación impulsada por Urkullu, no ha sido confirmada oficialmente por la Presidencia vasca, pero fuentes parlamentarias describen que la actividad política desplegada por el lehendakari ha sido excepcional en los últimos días. El objetivo era evitar la aplicación del artículo 155, la convocatoria de elecciones y, en consecuencia, el mantenimiento de Carles Puigdemont al frente del Gobierno catalán. A la vista del resultado, no ha sido suficiente.

Fuentes del PNV en el Parlamento vasco creen que el Govern sigue en una situación crítica ante las presiones internas y externas. Por una parte el Gobierno central empuja con el apoyo del PSOE, y por otra, sufre las divisiones en el propio ejecutivo, con varios consejeros que cuestionaban la hoja de ruta de la CUP y de Esquerra. Dos partidos que empujan al president a la Declaración Unilateral de Independencia.

EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA

CIENTOS DE ESTUDIANTES SE MANIFIESTAN EN BARCELONA A FAVOR DE LA INDEPENDENCIA

Noticias, reportajes, opinión, análisis, fotografías, cobertura en directo... toda la información sobre la consulta soberanista del 1-O y la respuesta del Gobierno.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS