Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE se sitúa de nuevo al lado del Gobierno frente a los soberanistas

"En manos del Govern estaba aprovechar sus oportunidades”, afirma Ábalos

La protavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles. VÍDEO: ATLAS

Tras escuchar las declaraciones de Oriol Junqueras sobre la proclamación de la república, el PSOE metió en el cajón la idea de una elecciones que frenaran el 155. A lo largo del día, distintas voces se pronunciaron, con algunos matices, sobre la posibilidad de que una convocatoria electoral frenara la aplicación del artículo 155 de la Constitución, una posibilidad que había causado las primeras grietas en el pacto con el Gobierno de Mariano Rajoy para restablecer la legalidad en Cataluña. Pero las declaraciones a media tarde de Junqueras, vicepresidente de la Generalitat, en las que dio por hecha la proclamación de independencia de Cataluña, taparon por completo ese debate. La dirección del PSOE mostró ayer por la noche su firme respaldo a las medidas para intervenir la Generalitat con el artículo 155: .

“Se veía venir”, dijo José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE. “Quieren ir de víctimas. Han puesto en marcha todo el proceso, con una supuesta ley que les sirviera de coartada, luego han invocado un referéndum sin garantías y ahora resulta que imponen la independencia porque no les queda otro remedio”, añadió Ábalos en referencia a las palabras del vicepresidente Oriol Junqueras.

Para Ábalos, esta última vuelta de tuerca de los independentistas es un paso más en su obstinación por mantenerse en la ilegalidad: “Es lo mismo que han dicho en cada uno de los movimientos independentistas: tomar el papel de víctimas e insistir en que no les queda otro remedio que seguir con la hoja de ruta. Que no les dé vergüenza confesar sus propósitos, forma parte ya de lo previsto”, afirmó.

El PSOE de Pedro Sánchez no cambiará la postura respecto a la aplicación de la previsión constitucional que permite la intervención de la Generalitat: “El apoyo al 155 se mantiene en la medida en que los hechos que lo motivan se mantengan”, añadió.

Ábalos lamentó que se haya hablado tanto estos días sobre posibles hipótesis ante una convocatoria de elecciones autonómicas y legales en Cataluña: “Hay quien se ha puesto a debatir de una hipótesis de un modo precipitado. Primero que se cumplan las cosas y luego montamos las polémicas”. Para Ábalos, el foco del debate debe estar en quienes se habían saltado la ley, es decir, en el bloque independentista. “En manos del Gobierno catalán estaba aprovechar o no sus oportunidades, pero que no usen un debate sobre hipótesis como excusa para decir que no les queda otro remedio”, añadió.

La posición de Robles

Antes de que Junqueras diera por hecho que el Govern va a declarar la independencia de Cataluña y de que Ábalos zanjara cualquier duda sobre el respaldo del PSOE al Gobierno en la aplicación del 155, una catarata de dirigentes socialistas se había pronunciado sobe la posibilidad de que un adelanto electoral frenara la intervención de la Generalitat. Así, Margarita Robles, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, aseguró que la convocatoria de elecciones con arreglo al marco constitucional habría sido una “muestra del acatamiento de la legalidad vigente”.

En una línea parecida se pronunció el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que sostuvo que si Carles Puigdemont se hubiese inclinado por unos comicios autonómicos se habría recuperado la normalidad.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, afirmó que la clave “está en que los independentistas acaten el orden constitucional. Lo de las elecciones es lo menos relevante. ¿O alguien cree que si tuvieran mayoría absoluta estarían pensando en convocar elecciones? Tendrían tres años por delante para tomar aire. El problema es que el independentismo está fracturado y no puede seguir adelante gobernando”.

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, sugirió la posibilidad de dejar de apoyar al Gobierno en el 155 si había este adelanto, mientras que el histórico dirigente socialista Alfonso Guerra sostuvo que el Gobierno “no tiene más obligación que aplicar el 155” si no había una renuncia explícita de los independentistas a las leyes de ruptura.

Más información