Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villar Mir declara durante dos horas ante el juez para negar su relación con la trama Lezo

El empresario, imputado por el supuesto pago de una mordida de 1,4 millones a Ignacio González, mantiene la versión exculpatoria con la que pidió en junio el sobreseimiento

Juan Miguel Villar Mir, a la derecha, a su llegada a la Audiencia Nacional este martes.
Juan Miguel Villar Mir, a la derecha, a su llegada a la Audiencia Nacional este martes.

Puntual y sin hacer declaraciones, el empresario Juan Miguel Villar Mir, expresidente del OHL, llegó este martes a la Audiencia Nacional poco antes de las diez de la mañana. Tenía una cita con el titular del Juzgado Central de Instrucción 6, Manuel García-Castellón, para declarar como imputado por su supuesta relación con la trama Lezo, presuntamente encabezada por el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Dos horas y cuarto después abandonaba la sede del tribunal tras defender "su versión", según fuentes jurídicas, en una comparecencia celebrada bajo el secreto de sumario.

Una versión que ya había anticipado hace tres meses en un recurso que presentó para pedir su sobresemiento en la causa y en el que negó tener ningún conocimiento sobre el supuesto pago en 2007 de una millonaria mordida al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, para que se adjudicara a OHL la construcción de parte de la línea de tren que debía unir las localidades madrileñas de Móstoles y Navalcarnero. Este martes también estaban citados por estos hechos el que fuera consejero delegado de la empresa pública Mintra, Jesús Trabada Guijarro, y el exconsejero delegado y exmiembro del consejo de administración de OHL, Rafael Martín Nicolás.

Villar Mir ha declarado dentro la pieza tercera del sumario del 'caso Lezo', en la que se investiga el pago de 1,4 millones de euros de su empresa a cuentas vinculadas a Ignacio González a cambio de la adjudicación de esas obras. La transferencia del dinero se realizó desde una filial de la constructora en México y tuvo como destino una cuenta suiza del banco Anglo Irish Bank, controlada por la sociedad panameña Lauryn Group. Según los investigadores, el dinero tenía como destino pagar un soborno a Ignacio González, encarcelado por esta causa, por su presunta mediación para que OHL se hiciera con el contrato. Solo un mes después del pago, la constructora se hizo con el concurso.

Por esta operación fue detenido el yerno de Villar Mir, el empresario Javier López Madrid, también imputado en el caso Púnica. Hasta ahora, González ha asegurado que nunca recibió el dinero. Sin embargo, el titular de la fundación panameña que recibió los fondos, el empresario Adrián de la Joya, admitió que López Madrid le envió el dinero para que se lo transfiriera a su vez al presidente de la Comunidad de Madrid, pero que se quedó con los fondos para saldar una deuda que aseguraba que las empresas de Villar Mir tenían con él por un proyecto en África.

En su escrito de junio, el presidente de OHL negó su participación "personal" en estos pagos, y aseguró que aunque cuando ocurrieron los hechos ocupaba el cargo de presidente de la compañía, no estaba al corriente de la transferencia que la propia constructora reconoció en un comunicado tras las detenciones, aunque entonces negó cualquier relación "con actos ilegales o ilícitos de ningún tipo".

El otro argumento que Villar Mir esgrimió en su recurso fue que la obra bajo sospecha fue "ruinosa" para su compañía, la cual se vio obligada a hacer una ampliación de capital "dadas las enormes pérdidas por inversiones no recuperadas e incumplimientos administrativos en las que la compañía incurrió". Las obras nunca llegaron a concluirse y en la actualidad OHL mantiene un litigio con la Comunidad por la resolución del contrato.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información