Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres detenidos con dos toneladas de hachís ocultas con sacos de patatas

Los arrestados introducían la droga, procedente del norte de África, en países europeos como Francia

Los agentes encuentran el hachis oculto entre bolsas de patatas. Ampliar foto
Los agentes encuentran el hachis oculto entre bolsas de patatas.

La Guardia Civil ha detenido a tres personas como presuntos miembros de una organización criminal asentada en la provincia de Almería y dedicada al tráfico de hachís a gran escala. El grupo introducía la droga en España desde el norte de África y la transportaba, oculta en productos perecederos como patatas, a países europeos, principalmente Francia. Los agentes descubrieron que la organización contaba con un almacén en Níjar (Almería) en el que hallaron más de dos toneladas de hachís. Además de los tres detenidos, la Operación Pentecostés se ha saldado con otros dos investigados.

La Guardia Civil inició la investigación el pasado mayo tras seguir los movimientos de varios supuestos narcotraficantes. Durante las primeras pesquisas, los agentes identificaron a los sospechosos y localizaron una nave en Ruescas, en la localidad de Níjar, en la que el grupo almacenaba el estupefaciente. En su interior, la Guardia Civil encontró un gran número de palés con cajas de bolsas de patatas de dos kilos así como 494 paquetes con hachís (cerca de dos toneladas). Los agentes incautaron la droga y detuvieron a los tres sospechosos, dos de nacionalidad francesa e identificados como L.B., de 47 años, y S.D., de 36; y a un vecino de Reus (Tarragona), de 54 años y cuyas iniciales responden a F.J.S.M. Los arrestados están acusados de un delito contra la salud pública y otro de pertenencia a organización criminal. Los agentes también intervinieron 10 teléfonos, dos vehículos, diversa documentación y más de 6.500 euros en efectivo.

De la inspección de uno de los dos vehículos incautados, los agentes se trasladaron a una vivienda de Marbella (Málaga). En el registro, encontraron dos fardos de arpillera de hachís, 86 paquetes cerrados de la misma sustancia y otras tres pastillas abiertas. En total: casi 200 kilos de droga más.

Según fuentes de la investigación, la organización desmantelada utilizaba siempre la misma forma de actuación. Una vez que conseguía hacer llegar el estupefaciente del norte de África a España, normalmente, vía marítima con embarcaciones rápidas u ocultas en dobles fondos de botes de recreo, lo trasladaban hasta el almacén de Níjar, conocido como guardería. Una vez en un lugar seguro, la camuflaban entre grandes cantidades de productos perecederos, en este caso patatas, las cuales iban a ser trasladadas en camiones hasta su destino, normalmente, Francia. Con este método se pretendía mantener el camuflaje durante todo el trayecto y no despertar sospechas ante las autoridades.

Junto con los tres detenidos, también se ha identificado a otras dos personas de nacionalidad francesa que han quedado en calidad de investigados, junto con el resto, a disposición del Juzgado de Instrucción 4 de Almería.

Más información