Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres detenidos con 450 kilos de hachís en Bilbao

Se trata de la mayor operación de la Policía Municipal contra el narcotráfico

El alcalde de Bilbao observa el mayor alijo de droga incautado por la Policía Municipal.
El alcalde de Bilbao observa el mayor alijo de droga incautado por la Policía Municipal.

La Policía Municipal de Bilbao ha detenido a tres jóvenes, de entre 29 y 22 años, que transportaban en dos vehículos 450 kilogramos de hachís, el mayor alijo de droga incautado por este cuerpo policial en toda su historia y a los que se ha intervenido, además de una pistola automática de 9 mm parabellum "cargada y preparada para disparar" con 50 cartuchos adicionales de munición. La operación se puso en marcha gracias a una denuncia anónima de vecinos del barrio de San Adrián. Los detenidos, con  pasaporte comunitario, utilizaban Bilbao como zona de paso y transportaban la droga en dos coches, uno de los cuales viajaba de avanzadilla para avisar de posibles controles. 

La droga intervenida, de gran pureza y con un valor en el mercado de unos dos millones y medio de euros, ha sido expuesta en las dependencias de la Policía Municipal en Miribilla, en un acto al que ha asistido el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto.

Los tres detenidos, pertenecientes a una banda organizada y que ya han ingresado en prisión por orden judicial, fueron sorprendidos el pasado jueves por agentes de la Policía Municipal cuando viajaban en dos vehículos en los que transportaban los 450 kilos de polen de hachís repartidos en fardos de 33 kilos, numerados y sellados.

A los detenidos les fueron intervenidos cerca de 3.000 euros en metálico, así como los dos vehículos de alta gama en los que transportaban el hachís y un arma de fuego, una pistola automática de 9 mm parabellum "cargada y preparada para disparar", además de 50 cartuchos de munición.

El hecho de que los supuestos narcotraficantes viajaran con ese arma indica que "no son aficionados" sino "gente profesional y peligrosa", según ha destacado el concejal de Seguridad de Bilbao, Tomás del Hierro, también presente en Miribilla.

Las investigaciones que han culminado con estas detenciones y este decomiso comenzaron hace varios meses, cuando vecinos del barrio de San Adrián comunicaron a la Policía Municipal que habían observado "movimientos sospechosos de vehículos" en una zona determinada.

Los agentes de la Inspección Antidroga de la guardia urbana iniciaron la vigilancia y seguimientos que culminaron el pasado jueves con la detención de tres personas -"comunitarias" (de la UE), ha precisado únicamente Del Hierro-, a las que arrestaron cuando transportaban los 450 kilos de polen de hachís en el maletero y los asientos de un Audi S8.

Los presuntos traficantes utilizaban el método conocido como "Go Fast", que consiste en el transporte de grandes cantidades de hachís en coches de alta gama y cilindrada muy alta -generalmente robados- precedidos de otro vehículo que sirve de avanzadilla para aumentar la seguridad y prevenir posibles controles policiales.

La organización utilizaba Bilbao como "lugar de paso", hacia un destino para la distribución final de la droga que el concejal de Seguridad no ha querido concretar dado que la operación sigue abierta.

Del Hierro ha destacado la labor no solo de la unidad antidroga de la Policía local, sino también de los agentes uniformados que intervinieron en la última fase de la operación.

El alcalde ha transmitido a los vecinos que la guardia urbana trabaja porque Bilbao "siga siendo la ciudad más segura del Estado" y ha dicho que los delincuentes "sobran y no les queremos" en la capital vizcaína.

Aburto ha felicitado a la unidad antidroga y "a todos y cada uno" de los agentes "por su gran trabajo ante el decomiso del mayor alijo de droga de la historia de la Policía Municipal y sobre todo por su trabajo diario, "a veces silencioso, incluso a veces malentendido, pero siempre profesional, junto a la gente, para prevenir y detener a aquellos que tienen comportamientos disruptivos".

Además de mostrarse "orgulloso" por ese trabajo, el regidor ha transmitido a los vecinos que el ayuntamiento y la Policía Municipal trabajan para que los ciudadanos "perciban" la seguridad y la "cercanía" de la guardia urbana.

El alcalde ha enviado también un mensaje "a los delincuentes, agresores, a las personas violentas, sin escrúpulos y sin valores: que sepan que sobran, en Bilbao no les queremos", y que se utilizarán contra ellos "todos los instrumentos" legales para detenerlos.

El decomiso del que se ha informado hoy supone la segunda operación importante desarrollada en las últimas semanas por la Policía Municipal de Bilbao, que el pasado 15 de febrero detuvo a tres individuos acusados de integrar la principal banda de traficantes de heroína que operaba en el norte de la península y se incautó de 14 kilos de esa droga de gran pureza.

Más información