Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pedirá a la UE negar el visado a los dirigentes del régimen de Maduro

La propuesta la ha trasalado Dastis a la responsable de la diplomacia, Federica Mogherini

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la derecha, durante su paseo en Ribadumia (Pontevedra).

El presidente Mariano Rajoy, ha avanzado este miércoles en Pontevedra, en relación con la situación política en Venezuela, que el Gobierno pedirá de inmediato a la UE negar el visado a los dirigentes del régimen venezolano y prohibirles así la entrada en su territorio. “Esta será la primera propuesta que España trasladará de urgencia a la Unión Europea”, afirmó. El presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, pidió este martes también que la UE impida entrar en su territorio a los representantes del Gobierno Venezolano, incluyendo al presidente Maduro y su entorno, informa Álvaro Sánchez.

Después de insistir en que España no reconocerá a la Asamblea Constituyente de Nicolás Maduro, el jefe del ejecutivo confirmó que el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, trasladará esta decisión a la responsable de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, una propuesta que se abordará en una reunión que se celebra este mismo miércoles.

Rajoy anunció esta medida durante su comparecencia ante los medios esta misma mañana, al término de su tradicional paseo vacacional por la ruta de senderismo en el Valle do Salnés, Rías Baixas, donde pasará unos días de descanso.

Por su parte, Tajani hizo llegar su demanda mediante el envio de sendas cartas a los líderes de las otras dos grandes instituciones comunitarias, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el de la Comisión, Jean-Claude Juncker. El presidente del Parlamento Europeo fue más allá y exigió además que se congelen los bienes de los líderes venezolanos en Europa. El jefe de la Eurocámara se ha alineado con la posición española que reclama sanciones al régimen de Maduro frente a la mayor cautela de la Comisión, aún dubitativa sobre la posibilidad de imponer un castigo.

Para sacar adelante cualquier represalia la UE necesita el apoyo unánime de los Veintiocho, por lo que sería necesario vencer las reticencias que en las últimos tiempos han mostrado Grecia y Portugal. Fuentes diplomáticas señalan que todas las vías están abiertas, y la propuesta de sanciones no ha sido de momento "aceptada ni rechazada", aunque la prioridad de Bruselas es rebajar la tensión.

El presidente del Gobierno español comentó que la situación de Venezuela es “un asunto que preocupa a todos los españoles como demócratas” y que inquieta especialmente “por lo que para nosotros significa Venezuela en términos históricos, de lengua y de cultura, porque hay 200.000 españoles que han vivido allí”, ha subrayado Rajoy.

Además, el presidente ha informado de que el pasado domingo dio instrucciones a su equipo para difundir un comunicado en el que se dejaba claro que “España no iba a reconocer de ninguna de las maneras la asamblea constituyente esa por ilegal, antidemocrática y chapucera”, aseguró.

Rajoy también ha informado de que otras de las medidas urgentes de alcance internacional que adoptará el Gobierno español en relación con la política de Nicolás Maduro, además de las conversaciones con la responsable de los asuntos exteriores de la UE, Federica Mogherini, es dialogar con Perú sobre la reunión que este país convocará con todos los ministros de exteriores de Latinoamérica para decidir las medidas que se van a tomar en contra del gobierno venezolano.“A partir de ahí seguiremos tomando las medidas que sean necesarias”.

“Yo quiero mandar un mensaje para decirle a los venezolanos que el mundo está con ellos, que España por supuesto ya lo está, y que no les vamos a dejar solos de ninguna manera. Porque no hemos llegado hasta aquí, al siglo XXI, para que haya gente que vuelva a las tiranías de épocas pasadas”, proclamó Mariano Rajoy.

Más información