Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy quiere “integrar” al PSOE y otros partidos en la respuesta al desafío catalán

El presidente evita criticar las iniciativas socialistas para mantener el acuerdo con Sánchez

Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa en Hamburgo (Alemania). Ampliar foto
Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa en Hamburgo (Alemania). EFE

Mariano Rajoy quiere “integrar” al PSOE, y a otros partidos constitucionalistas con los que asegura estar en contacto, en la respuesta que dé el Gobierno al desafío de la Generalitat catalana, que ha anunciado un referéndum de autodeterminación para el 1 de octubre. Precisamente por eso, ha evitado este sábado criticar el anuncio del PSOE de que presentará “iniciativas legislativas” si no hay una respuesta política a la cuestión catalana o el rechazo de los socialistas a aplicar el artículo 155 de la Constitución, que prevé la asunción de competencias autonómicas por el Ejecutivo central.

En la rueda de prensa con que ha concluido su participación en el G-20, Rajoy ha preferido subrayar “la sintonía y el acuerdo general” que, en relación con Cataluña, se produjo durante la entrevista que el pasado jueves mantuvo con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. “Lo que yo pretendo es que esa sintonía se mantenga y ese acuerdo general pueda continuar en el futuro y no entrar en el análisis de unas alternativas u otras”, ha subrayado. Aunque es conocida su escasa sintonía personal con Sánchez, ha añadido que “el presidente del Gobierno y el líder de la oposición deben tener una relación educada, correcta y normal” y buscar acuerdos en asuntos de Estado, a pesar de las diferencias. “Es bueno, razonable y positivo que habláramos e intentáramos entendernos”, ha concluido.

Rajoy no ha querido descartar la aplicación del artículo 155, alegando que no le corresponde “adelantar acontecimientos”, pero ha replicado al presidente catalán, Carles Puigdemont, quien sugirió que el Estado está dispuesto a hacer cualquier cosa para impedir el referéndum: “El señor Puigdemont está liquidando la Constitución y la ley. Yo no haré nada fuera de la ley. Haré exactamente lo contrario. Por tanto, yo no soy capaz de hacer cualquier cosa, sino que solo soy capaz de hacer aquello que me permite la ley. Esta es la pequeña diferencia en la forma de actuar de unos y otros”. En cualquier caso, ha reiterado, “ese referéndum no se va a celebrar. Es absolutamente ilegal y no tiene el apoyo de nadie en la comunidad internacional”.

Preguntado por las disensiones que la convocatoria del referéndum catalán ha provocado en las filas de Podemos, ha afirmado que “cualquier paso o discrepancia con una línea de la que se da la sensación de que no se puede discrepar y es una imposición siempre será positivo. Ojalá haya muchos y cada vez más porque son necesarios para volver a la cordura y al sentido común”.

Más información