José María del Nido

Del Nido obtiene el tercer grado tras más de tres años en prisión

La juez defiende que el expresidente del Sevilla ha restituido fondos malversados en Marbella

José María Del Nido, tras abandonar la prisión de Huelva durante un permiso.Julián Pérez (atlas)

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 6 de Andalucía, con sede en Huelva, ha concedido el tercer grado al expresidente del Sevilla FC José María del Nido, en prisión desde marzo de 2014 por malversar dinero del Ayuntamiento de Marbella y disfrutando en la práctica, desde finales de abril, de una situación más flexible en el segundo grado en el que estaba clasificado hasta ahora, ya que solo va a dormir al Centro de Inserción Social (CIS) de Sevilla. El abogado acaba de cumplir tres años y tres meses de la condena de siete años de prisión a la que fue penado por los honorarios irregulares que cobró del Consistorio malagueño entre 1999 y 2003.

La resolución de la juez de Vigilancia Penitenciaria revoca la decisión de la Subdirección General de Tratamiento y Gestión Penitenciaria, adoptada el pasado 29 de marzo, de mantener a Del Nido en segundo grado. El auto judicial alude a la “indudable gravedad” del delito cometido por el letrado sevillano (malversación de caudales públicos) y a la “trascendencia social” de la infracción, pero esgrime varios factores para consentir que Del Nido progrese de grado y obtenga el régimen de semilibertad.

Más información

El interno “reconoce y asume plenamente” su responsabilidad y “el daño causado” y, además de la pena privativa de libertad, ha ido cumpliendo “estrictamente” con el calendario de pagos que le impuso la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Málaga, tribunal que lo juzgó y sentenció, para hacer frente a una responsabilidad civil de 2,78 millones de euros. Hasta la fecha habría abonado 2,12 millones, indica la resolución. La juez valora esa actitud y subraya que la reparación del daño y la devolución del dinero obtenido indebidamente repercuten en la obtención de beneficios penitenciarios.

“El interno tiene una vinculación normalizada, contando con apoyo y buena relación, tanto con sus hijos como con su esposa y demás familiares; goza de una buena situación patrimonial; tiene formación académica y profesional; no padece ningún tipo de drogodependencia ni alteraciones psicopatológicas; carece de niveles significativos de agresividad e impulsividad, contando con el necesario repertorio de habilidades sociales para un buen desenvolvimiento social y de adaptación al medio; ha observado durante el tiempo transcurrido en prisión una conducta positiva, llevando a cabo un adecuado desempeño de las actividades encomendadas, con una evaluación global que el propio centro [el de Huelva, donde ha cumplido la mayor parte de la condena] califica como excelente, constándole nueve recompensas en su expediente”, argumenta el auto sobre Del Nido, que ha disfrutado también de varios permisos “sin incidencias”.

El abogado, que ha pedido perdón en varias ocasiones por el delito que lo llevó a la cárcel, fue condenado en uno de los procedimientos que juzgaron el expolio de las arcas de Marbella. Entre 1999 y 2003 fue asesor jurídico del exalcalde Julián Muñoz, también penado en este caso conocido como Minutas. En el caso del exdirigente futbolístico, se le consideró cooperador necesario de los delitos continuados de malversación y prevaricación.

Del Nido presentó al Consistorio marbellí 79 facturas y cuatro pagos irregulares que sumaban 2,86 millones de euros. La Audiencia de Málaga, en una sentencia confirmada por el Tribunal Supremo en diciembre de 2013, sentenció que la mayoría de las minutas que giró el letrado se correspondían con encargos “innecesarios”, con precios “indeterminados” y designaciones “arbitrarias”. “Su posición dentro del Ayuntamiento fue de tanto poder, que incluso llegó a visar facturas pagadas con el dinero municipal o intermediar sobre el reparto de materias entre los concejales”, afirmaba el fallo.

Del Nido abandonó la presidencia del Sevilla el 9 de diciembre de 2013, tras casi 12 años en el cargo, apenas una semana después de que el Supremo ratificara su condena. Su ingreso en la cárcel Sevilla 1, desde la que después fue trasladado a la de Huelva, se produjo el 5 de marzo de 2014.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50