Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El anterior coordinador de IU rechaza el cargo que le propuso Susana Díaz

Valderas renuncia a ser comisionado de la memoria histórica ante las críticas de su partido

Susana Díaz y Diego Valderas, en el Parlamento durante la anterior legislatura.
Susana Díaz y Diego Valderas, en el Parlamento durante la anterior legislatura.

Ni cuatro días ha durado la candidatura del anterior coordinador de IU en Andalucía, Diego Valderas, como comisionado de la memoria histórica, un cargo de nueva creación que le propuso la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y que generó el rechazo de la oposición y en especial de su propio partido, que amenazó con abrirle expediente. Valderas ha comunicado que rechaza el cargo, según confirmaron fuentes de Izquierda Unida.

La propuesta de Díaz llevó a la federación de izquierdas a acusarla de deslealtad, de interferir e intentar dividir a la formación, que renueva la dirección del Partido Comunista de Andalucía en el congreso el próximo 30 de junio. IU lamentó también que Valderas hubiera olvidado que la presidenta utilizó su intención de viajar al Sáhara para forzar la ruptura del último acuerdo de Gobierno.

Díaz, quien intentó justificar la maniobra en "el prestigio y reconocimiento político y social" de Valderas y en que el nombramiento daría "agilidad y velocidad" a la implantación de la norma, eludió en el debate de ayer nombrar a su candidato, aunque mantuvo la propuesta de crear el comisionado.

El actual coordinador de IU y sucesor de Valderas, Antonio Maíllo, durante el debate parlamentario de este miércoles, aprovechó para arremeter contra la presidenta: "¿No se da cuenta de que esto cansa? ¿No se da cuenta de que usted no puede seguir rompiendo todo lo que toca, ahora con la Ley de Memoria, señora Díaz? No deja que crezca la hierba, solo le gustan las puñaladas, los derrocamientos, las peleas, el malmeter, es la hooligan del cole: pinchando todo el día con el boli y cuando saltamos es que se meten conmigo. Aburre, señora Díaz, no sabe cuánto. Representa la síntesis de los peor de la política de este país".

Izquierda Unida considera que la propuesta fue una  “trampa” para hacer ver que la actual dirección es cercana a Podemos mientras que ella sigue manteniendo puentes con otros dirigentes de IU alejados de la formación que dirige Teresa Rodríguez en Andalucía.

Además, IU sostiene que la presidenta socialista quiere "blanquear" su pacto con Ciudadanos, el partido que apoya a la presidencia del Ejecutivo andaluz. “Ya no la cree nadie”, afirma un responsable de la organización.

Díaz, llamó el pasado domingo al actual coordinador, Antonio Maíllo, a quien le comunicó su decisión y le emplazó a apoyarla de inmediato. Maíllo defendió que el procedimiento, en cualquier caso, debería ser el de modificación de la norma para crear el comisionado y, después, designar a la persona.

Díaz rechazó el procedimiento propuesto y adelantó el lunes la decisión. Finalmente, Valderas ha renunciado a volver a formar parte del Ejecutivo de quien usó su nombre y un viaje de cooperación al Sáhara para forzar la crisis de Gobierno que permitió el último adelanto electoral.

Más información