Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tensión entre PSOE e IU abona el adelanto electoral en Andalucía

Susana Díaz: “Necesitamos un Gobierno con estabilidad y ahora no la hay”

Susana Díaz, en el colegio que ha inaugurado en Jerez.
Susana Díaz, en el colegio que ha inaugurado en Jerez.

La hipótesis de un adelanto electoral en Andalucía gana terreno. La presidenta de la Junta, la socialista Susana Díaz, ha dejado abierta la opción de anticipar un año los comicios autonómicos, previstos para marzo de 2016, y convocar elecciones dentro de dos meses. Las tensiones en el Gobierno de coalición de Andalucía, formado por PSOE e Izquierda Unida, no se han apaciguado pese a los propósitos de enmienda de unos y otros. Es más, poco a poco la desconfianza entre los dos socios se ha acrecentado hasta hacer probable (la cita inmediata en las urnas) lo que hasta ahora solo era posible.

En las últimas semanas, Susana Díaz estaba alertando de que la línea roja para la continuidad de su gobierno era la “estabilidad”. Y este lunes, por primera vez, ha dicho que no la tiene. “Necesitamos un gobierno fuerte y estable. Y ahora mismo no hay estabilidad. No voy a ser presidenta a cualquier precio”, ha afirmado en Jerez (Cádiz) la presidenta de la Junta, informa Ana Huguet. Díaz, que está embarazada de tres meses, según adelantaron los diarios regionales de Vocento, lleva barajando este escenario desde hace días sin que la decisión sea aún firme. Díaz, de 40 años, ha desvinculado cualquier decisión electoral del hecho de estar encinta. “Estoy muy feliz. Es algo que afecta a mí y a mi familia”, ha zanjado.

Los socialistas señalan a Alberto Garzón como causante de la crisis

El distanciamiento entre PSOE e IU ha ido aumentando en las últimas semanas. El origen de este terremoto político que está sacudiendo la comunidad está en el referéndum que acordó convocar IU entre sus militantes el próximo verano sobre su continuidad en el Gobierno andaluz en caso de que no salgan adelante algunas leyes e iniciativas pactadas al inicio de la legislatura. IU acordó la convocatoria de este referéndum el pasado 20 de diciembre, en vísperas de que el Parlamento andaluz aprobase la ley de Presupuestos de Andalucía, pactada por los dos partidos que forman la coalición. El acuerdo en el Presupuesto de 2015, pese algunas dificultades en la negociación, parecía dar vía libre a que se agotase la legislatura.

Los socialistas están muy molestos con este acuerdo de sus socios, ya que supone poner “fecha de caducidad” al Ejecutivo autónomo. Aunque IU ha restado importancia al referéndum entre sus militantes y ha dicho que si salen adelante las medidas que abandera (la ley de banca pública o la de renta básica) no habrá consulta, el PSOE sospecha que la estrategia de su socio pasa por romper el Gobierno andaluz antes del verano.

A las tensiones por el referéndum se ha sumado también el viaje que el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas (IU), tenía programado a los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia) en el primer trimestre del año y que Susana Díaz ha prohibido. Los socialistas entienden que esta iniciativa supone tensionar las relaciones con Marruecos, país clave para las relaciones comerciales y la seguridad.

Especial malestar hay en el PSOE con el dirigente de IU y probable candidato de esta formación en las elecciones generales, Alberto Garzón, que la semana pasada tachó de “indecente” la actitud de Díaz con el viaje de Valderas. Los socialistas otorgan un papel clave a Garzón en las tensiones que está viviendo el Gobierno autónomo. Sostienen que en su estrategia de diferenciarse del PSOE y acercarse a Podemos, el Ejecutivo de coalición de Andalucía es un obstáculo y que de ahí sus críticas.

Podemos es el único partido que vincula el anticipo con la gestación

PSOE e IU han celebrado por la tarde un comité de enlace, el órgano de coordinación de ambas fuerzas políticas, donde abordaron la situación del pacto, pero en la que no se ha concluido con ningún acuerdo. Por la mañana, el líder de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, había pedido “claridad” sobre si podía haber o no adelanto electoral.

Uno de los riesgos que afronta Díaz con el adelanto electoral es ser la primera que se enfrente en las urnas a Podemos, la formación que dirige Pablo Iglesias y, que según las encuestas conocidas en los últimos meses, está en disposición de romper el bipartidismo y disputar a PSOE y PP su hegemonía en el mapa político español. En Andalucía, Podemos no tiene la fortaleza que le dan los sondeos en otras comunidades pero podría ser decisivo para alianzas poselectorales en caso de derrumbe de IU. En la actualidad Podemos está en el proceso para elegir su cúpula en Andalucía. Lo previsible es que su líder y candidata sea la eurodiputada Teresa Rodríguez, representante del sector crítico de la formación que dirige Pablo Iglesias. Rodríguez, procedente de Izquierda Anticapitalista, e Iglesias han llegado a un acuerdo para la cúpula de Podemos en Andalucía que permitirá a la primera liderar este partido en la comunidad.

Podemos fue, precisamente, la única formación que vinculó el adelanto electoral con el embarazo de la presidenta de la Junta. Carolina Bescansa, secretaria de Análisis Político y Social de esta formación ha dicho: “Puesto que el motivo de ese adelanto parece que es el embarazo de la actual presidenta, lo primero felicitarla. Es una experiencia bonita para muchas mujeres”. El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, no ve motivos para el adelanto y ha sostenido que si se produce Díaz tendrá que explicarlo “muy bien”.

Más información