Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grupos cercan al PP en el Parlamento por la corrupción

Dos ministros, un secretario de Estado y un fiscal general tendrán que explicar la Operación Lezo

Dos ministros, un secretario de Estado y un fiscal general del Estado tendrán que dar explicaciones en las próximas semanas en las Cortes sobre los casos de corrupción que afectan al PP y, especialmente, la llamada operación Lezo que ha llevado a prisión a Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid. La ofensiva parlamentaria de PSOE, Podemos y Ciudadanos se iniciará este martes en el pleno del Senado con preguntas al ministro del Interior y seguirá el viernes con la comparecencia en el Congreso de su número dos.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. EFE

El Gobierno se enfrenta a una ofensiva parlamentaria de todos los partidos, salvo el PP, y en todos los frentes por la corrupción. En las próximas semanas diferentes miembros del Gobierno tendrán que dar cuenta en el Congreso y en el Senado, y en Comisiones y en el pleno sobre la operación Lezo y el caso Gürtel.

Al Ejecutivo solo le alivia la presión la agenda parlamentaria de trámite de los Presupuestos Generales del Estado, que ocupa estos días al Congreso y que hace que no se celebre pleno de control al Gobierno hasta el 10 de mayo. Hasta ese día Mariano Rajoy no irá al pleno y no tendrá que responder a preguntas de la oposición. Podemos sí quiere forzar que el presidente del Gobierno comparezca en el pleno pero, por el momento, PSOE y Ciudadanos prefieren no forzarlo para que vaya a la futura comisión de investigación sobre financiación ilegal del PP. Ambos partidos aseguran que acelerarán su creación, pero es dudoso que puedan hacerlo porque antes tiene que concluir sus trabajos la de Interior y constituirse la de la crisis bancaria, que iba a ser en abril y ya tiene demora y carece de fecha prevista.

“Es de absoluta urgencia que Rajoy comparezca en el Congreso y dé explicaciones. Hoy Rajoy está cogiendo vuelos para dar la espalda a lo que pasa en España y reunirse con un presidente ilegítimo, en vez de dar la cara en España con toda la que está cayendo”, aseguró ayer Noelia Vera, dirigente de Podemos.

El esfuerzo del PP es que la corrupción no obstaculice la negociación de los Presupuestos, porque debe cerrar un acuerdo con el PNV, para sumar sus votos a los de Ciudadanos y Coalición Canaria, y superar el 3 y 4 de mayo el debate de totalidad.

La primera etapa de la exigencia de explicaciones se producirá este mismo martes en el pleno del Senado. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, deberá responder a preguntas de PSOE, Podemos y Ciudadanos sobre la reunión del secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, con el hermano del expresidente madrileño Ignacio González, tras saber que era investigado en el caso Lezo. Los tres partidos cambiaron ayer sus preguntas para incluir este asunto.

El viernes por la mañana, el propio número dos de Interior acudirá a la comisión para dar cuenta de esa reunión. La comparecencia fue solicitada por el PSOE y, dado que el PP no la puede impedir, fue pedida también por el propio Ejecutivo.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, aseguró ayer que Nieto, debería irse “a su casa” si se demuestra que avisó de la investigación de la Guardia Civil.

Podemos pide ya su dimisión y Ciudadanos condiciona todas las exigencias de dimisión a escuchar a los responsables afectados por el escándalo.

 

Explicaciones pendientes

 

Quedan pendientes las comparecencias en la Comisión de Justicia del ministro Rafael Catalá y del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, por el conflicto en la Fiscalía Anticorrupción y la resistencia a llevar a cabo algún registro. Esas comparecencias, pedidas por todos salvo el PP, no tienen fecha y tendrán que ser vistas este martes por la mesa de la Comisión de Justicia. La tramitación de los Presupuestos y el hecho de que lunes y martes próximos sean festivos dificultan que las comparecencias se celebren con urgencia.

Se une la petición de Podemos para que acuda también al Congreso el fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix, y para que se someta a votación la reprobación del ministro de Justicia. En este último, caso, hasta la segunda semana de mayo no iría al pleno.

Si no hay cambio, todo seguirá en la comisión de investigación sobre la caja B del PP, donde los populares no tienen forma de evitar que se llame a comparecer a Rajoy. El PSOE dice que quiere que sea antes de que declare como testigo en el juicio de Gürtel, pero depende del calendario parlamentario.