Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El reactor 1 de la central nuclear de Almaraz sufre una parada no programada

El suceso no ha tenido impacto en los trabajadores ni el medio ambiente, según el Consejo de Seguridad Nacional

Varias personas junto a las torres de la Central Nuclear de Almaraz, en una imagen de archivo.
Varias personas junto a las torres de la Central Nuclear de Almaraz, en una imagen de archivo.

La Central Nuclear de Almaraz (Cáceres) ha notificado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que este lunes a las 9.57 se ha producido una desconexión no programada de la Unidad 1 debido a la parada de la bomba principal número 2 a consecuencia de la pérdida de suministro eléctrico a dicha bomba. El Movimiento Ibérico Antinuclear y Ecologistas en Acción de Extremadura han recordado que no se trata del primer incidente que se produce en la central y han reiterado su exigencia de no renovación del permiso de funcionamiento de Almaraz más allá de 2020, "un requerimiento elemental para proteger las personas y el medio ambiente de un riesgo cada vez mayor de que se produzca un incidente severo", apuntan en un comunicado.  

El Consejo de Seguridad Nuclear ha informado en una nota de que, debido a la parada de la bomba principal número 2 a consecuencia de la pérdida de suministro eléctrico, "el reactor se ha parado de acuerdo a lo previsto por diseño". "Los sistemas de seguridad han funcionado correctamente y la planta se encuentra cerrada, en condición estable y segura", ha explicado el CSN.

El titular de la central ha puesto en marcha una investigación para averiguar cuál ha sido la causa de la anomalía que ha dejado "sin suministro eléctrico a ciertos equipos necesarios en la operación normal". El personal también está trabajando en las pruebas y verificaciones pertinentes para proceder a la posterior reconexión a la red eléctrica de la unidad.

El suceso, que no ha tenido impacto en los trabajadores, el público ni en el medio ambiente, se clasifica con nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES), señala el CSN. Según establece en sus procedimientos, el CSN ha informado en su página web de la notificación de este suceso.

El Movimiento Ibérico Antinuclear y Ecologistas en Acción de Extremadura han señalado que la parada no programada del reactor se ha producido por una pérdida de alimentación eléctrica en la barra 1A2, es decir, en la potencia que suple a los sistemas del reactor. "La alimentación eléctrica es clave para mantener todos los sistemas de control y seguridad en funcionamiento", sostienen en el comunicado, en el que precisan que su interrupción fuerza a parar el reactor para "evitar males mayores".

En la nota, advierten de que no es la primera vez que esta barra de alimentación eléctrica da problemas. Y citan uno en enero del año pasado y otro el pasado 8 de abril, cuando se produjo un incidente del sistema eléctrico de salvaguardias, esta vez en la unidad II de Almaraz. "Este sistema eléctrico que falló en el reactor II debería funcionar en caso de que se interrumpa la alimentación exterior, y su fallo dio lugar al arranque del generador diésel", apuntan. 

"Esta acumulación de incidentes, y más aún en el mismo sistema de alimentación eléctrica, muestra a las claras que la central funciona con la seguridad más degradada cada día que pasa. Es imprescindible que se realice una investigación a fondo para que se averigüe la causa concreta de estos fallos reiterativos", solicitan los ecologistas. "La causa general es claramente el envejecimiento progresivo de esta central que aconseja no prolongar su funcionamiento", añaden. 

Más información