Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos pide en el Congreso suprimir el delito de enaltecimiento del terrorismo

El partido defiende que quiere proteger el "humor negro" en las redes sociales

Podemos quiere proteger el "humor negro" y la libertad de expresión y para eso cree que hay que suprimir por completo el delito de enaltecimiento del terrorismo. El partido de Pablo Iglesias considera que la libertad de expresión está siendo limitada por la aplicación de este delito, que castiga la alabanza o "justificación de los delitos de terrorismo, o los actos de descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de delitos terroristas". El motivo es que la redacción del tipo penal es tan "falta de concreción" que está llevando a la Audiencia Nacional a juzgar a personas que "nada tienen que ver con organizaciones terroristas" por hacer "humor negro", sobre todo en las redes sociales, entiende Podemos. Por este motivo, el partido ha registrado este lunes una proposición no de ley en el Congreso en la que insta al Gobierno a suprimir este tipo penal, así como a revisar los delitos de injurias y calumnias en lo que puedan "limitar o coartar la libertad de expresión".

"Nos parece una vergüenza y una tomadura de pelo que en este país, al tiempo que la impunidad es una realidad que beneficia a responsables de corrupción, al tiempo que hemos tenido a ministros mentirosos, ministros con cuentas en paraísos fiscales, al tiempo que la corrupción se ha convertido en una forma de Gobierno, alguien pueda ir a la cárcel o pueda ser inhabilitado por hacer un tuit",  se ha quejado Pablo Iglesias en el Congreso tras el registro de la iniciativa. El líder de Podemos ha estado acompañado por Cassandra Vera, la joven transexual juzgada por unos tuits en los que se mofó del asesinato de Luis Carrero Blanco, y por el humorista Facu Díaz, quien fue absuelto tras ser imputado por un chiste sobre la quema de iglesias. 

El delito de enaltecimiento del terrorismo, castigado con una pena de prisión de uno a tres años y multa de doce a dieciocho meses, se agravó en la reforma del Código Penal de 2015 para los contenidos difundidos a través de Internet. La agravante nació pensada para la difusión de contenidos yihadistas en la Red, pero afecta también a los comentarios de cualquier ciudadano a través de las redes sociales. "El hecho de que una persona pueda proferir comentarios desagradables en la red no requiere una regulación distinta; lo que no es delito en la calle, no es delito en Twitter", sostiene Podemos en su proposición no de ley.  "Además, que un comentario en las redes sociales pueda ser de mal gusto y condenado socialmente, no justifica la utilización del derecho penal", añade el partido.

"Es totalmente inadecuado y habla mal de nuestra calidad democrática que en este momento la Audiencia Nacional esté juzgando a más gente por enaltecimiento del terrorismo que cuando ETA actuaba y llevaba a cabo atentados terroristas" , ha considerado Iglesias. El partido reconoce, en todo caso, en su propia proposición no de ley que con la aparición de las redes sociales, la difusión de opiniones e informaciones ha experimentado un "auge sin precedentes, tanto en número como en alcance de las mismas, potenciado por la inmediatez de su propagación por la Red".

"Necesitamos que nuestra policía y nuestra guardia civil persiga a los corruptos y mafiosos y no a las personas que opinan diferente o que hacen bromas a través de Twitter", ha reclamado el líder de Podemos.

La libertad de expresión es un pilar fundamental del sistema democrático, defiende Podemos, y ya existen instrumentos jurídicos suficientes para perseguir la injuria, la amenaza o la calumnia, sin que sea necesario otros tipos delictivos. Podemos cree que el actual Código Penal tiende a "instaurar un tipo de delitos de opinión y de clima de miedo entre la población a verter cualquier tipo de crítica, ya sea en forma de opinión, creación artística o humorística".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >