PP y PSOE se quedan solos en el proceso para renovar el Constitucional

Empieza la comparecencia en el Senado de los 15 candidatos de las comunidades

Comisión de Nombramientos de los nuevos jueces del Tribunal Constitucional en el Senado.
Comisión de Nombramientos de los nuevos jueces del Tribunal Constitucional en el Senado.Kiko Huesca / EFE

PP y PSOE se han quedado solos en el proceso de renovación del Tribunal Constitucional. El resto de grupos se ha apartado del nombramiento en el Senado de cuatro magistrados, por distintos motivos, pero con la coincidencia de rechazar el procedimiento acordado por populares y socialistas.

El PP quiere que una de las plazas sea para Ricardo Enríquez, que ya está en el Constitucional, que acaba su mandato en marzo, pero que puede ser renovado. De los otros tres, uno más es propuesto por los populares y otros dos por el PSOE, según el acuerdo entre ambos. Las mayorías de la cámara alta requieren al menos los votos de PP y PSOE y ningún otro se sumará.

Pese al acuerdo, este martes se inició el trámite de la comparecencia de 15 candidatos propuestos por los parlamentos autonómicos ante la comisión de nombramientos del Senado, para responder a las preguntas de los grupos. Lo han hecho Manuel Pulido, Joan Oliver, María Teresa Conde-Pumpido, José Manuel Sieira, Alicia Millán y Susana Gisbert. El miércoles lo harán Ángel Juanes, Ricardo Enríquez, Lourdes López, Alfredo Montoya, Luisa Balaguer, Ignacio Espinosa, José Manuel Tejerizo, Félix Azón y Cándido Conde-Pumpido. La votación será en el pleno la próxima semana y al término de las comparecencias se formalizará el acuerdo.

El PP se inclina por Alfredo Montoya y por eso le hizo proponer en todos los parlamentos autonómicos y el PSOE por Cándido Conde-Pumpido y Luisa Balaguer. De hecho, la gestora socialista envió a todos los grupos socialistas de las comunidades estos dos nombres, aunque la mayoría hayan hecho caso omiso a Ferraz.

Por eso, el portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, ha intervenido en la comisión de nombramientos para asegurar que tales comparecencias de examen carecen de utilidad al haber "un acuerdo que les hace venir y les podemos conocer", pero sin posibilidad de que sean elegidos los que no hayan sido pactados por PP y PSOE.

"Usted tiene un currículum muy bueno, podría ser elegido, pero ya sabe que hay un acuerdo y, por tanto, no sirve para nada su comparecencia", ha dicho Espinar a uno de los comparecientes.

Por contra, los portavoces del PP y del PSOE, José Manuel Barreiro y Vicente Álvarez Areces, respectivamente, han intervenido para dar trascendencia a las comparecencias y negar que hay ya un acuerdo cerrado.

Podemos votará en contra de la propuesta. El PNV ni siquiera ha estado presente en el trámite de examen y comparecencia y ERC tampoco votará la próxima semana por considerar que se trata de un tribunal "de parte", "monopolizado" por PP y PSOE y que tiene carácter "político".

Ciudadanos solo tiene tres senadores, por lo que forma parte del Grupo Mixto, pero ya ha hecho público su rechazo del procedimiento y se ha quedado al margen de las negociaciones en los distintos parlamentos autonómicos.

Teresa Conde-Pumpido, que compite contra su hermano Cándido Conde-Pumpido, ha hecho en su comparecencia una defensa de la paridad en todas las instituciones, incluido el Constitucional. Esa paridad no se cumplirá en el Tribunal ni en la renovación.

"Cuando miran para arriba a las cúpulas, de la banca, la prensa, el poder o el Tribunal Constitucional, lo que ven son hombres sustancialmente", ha dicho la aspirante.

Queda un escollo porque el PSOE pidió que Andrés Ollero, exdiputado del PP, no sea elegido presidente por los magistrados y, en principio, el Gobierno lo aceptó, pero se mantienen las dudas.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50