Congreso de los Diputados

Todos los grupos apoyan la comisión de investigación de la crisis bancaria

El acuerdo incluye finalmente el compromiso de ponerla en marcha antes de dos meses

Antonio Hernando, Rafael Hernando, Albert Rivera y Juan Carlos Girauta.
Antonio Hernando, Rafael Hernando, Albert Rivera y Juan Carlos Girauta.Bernardo Pérez

Cinco años después del rescate bancario, por unanimidad y entre reproches cruzados de los grupos, el pleno del Congreso ha aprobado este miércoles la creación de la comisión de investigación sobre la crisis financiera. Se constituirá antes de dos meses y abarcará el periodo entre el año 2000 y el 2015, con mención especial a la salida a Bolsa de Bankia y abordando la gestión de los reguladores en las etapas de José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Todo empezó por una iniciativa de Alberto Garzón, de Unidos Podemos, el pasado mes de enero para investigar el rescate de 2012. Luego se unió Ciudadanos con idéntico objetivo. PSOE y ERC se sumaron con una petición para investigar la salida a Bolsa de Bankia. Y, finalmente, ante la inevitable aprobación de la comisión por todos los demás grupos, se sumó el PP con la exigencia de incluir la gestión de los organismos reguladores. En la legislatura de la mayoría absoluta del PP, este partido frenó las iniciativas de los diferentes grupos para crear comisiones de este tipo sobre este asunto, con argumento como el de que ya hay investigaciones judiciales en marcha. Ahora se suma a la mayoría del Congreso, pese a que esos sumarios se mantienen en los tribunales.

Más información

El texto aprobado es, finalmente, fruto de un acuerdo infrecuente entre todos los partidos, con cesiones de casi todos. También ha habido cesiones en los plazos porque PP, PSOE y la presidencia de la Cámara sostuvieron hasta el martes que habría que esperar al fin de la comisión que investigará el Ministerio del Interior para no tener dos grupos de trabajo de este tipo abiertas a la vez y, finalmente, se ha acordado simultanearlas con un plazo máximo de dos meses para poner esta en marcha.

"Conocer, analizar y evaluar con profundidad y rigor las causas que originaron la crisis financiera y económica de España, desde su gestación hasta el estallido de la burbuja de crédito inmobiliario, y su impacto en el sector financiero español. Analizar la evolución del crecimiento del crédito y del endeudamiento privado frente al exterior, la regulación financiera, inmobiliaria y urbanística, el efecto de la crisis internacional, el estallido de la burbuja inmobiliaria y las políticas económicas, monetarias y financieras adoptadas", asegura el primer punto para remitirse a 2000.

Particulariza al añadir "conocer, analizar y evaluar las políticas de reestructuración y saneamiento del sector financiero así como la gestión que originó la situación financiera del grupo BFA-Bankia, su salida a Bolsa y su posterior rescate financiero y nacionalización".

Precisa la fiscalización por parte de organismos e instituciones: "Conocer, analizar y evaluar las actuaciones de los organismos de supervisión llevadas a cabo durante la gestación de la crisis hasta su resolución, y los problemas y necesidades que presentaban las instituciones nacionales y europeas en la prevención y gestión de crisis financieras. Analizar y evaluar las políticas de supervisión más eficaces para la prevención y gestión de crisis financieras derivadas, en especial, de la evolución macroeconómica".

Cuestiona el modelo de las cajas por "los problemas institucionales de gobernanza de las cajas de ahorro y su incapacidad para captar recursos en los mercados, con especial referencia a las actuaciones que efectuaron los órganos de administración así como las administraciones públicas competentes".

Propone estudiar medidas para en el futuro evitar estas situaciones y menciona implícitamente casos como el de las preferentes al señalar que se propone "detectar las posibles irregularidades en la protección del cliente de productos financieros así como el cumplimiento de las garantías de transparencia para los usuarios y consumidores".

La unanimidad en la votación no ha llevado aparejada paz desde la tribuna y las intervenciones de defensa incluyeron reproches cruzados de los grupos. El PP ha arremetido contra la gestión del PSOE de Zapatero en la salida a Bolsa de Bankia y contra el dirigente de Ciudadanos Luis Garicano por su relación con una entidad bancaria; el PSOE por la responsabilidad de los gobiernos del PP en “una de las mayores burbujas inmobiliarias del mundo”; Ciudadanos contra PP, PSOE e IU por la presencia de los "viejos partidos" en las cajas de ahorros y de Unidos Podemos contra PP y PSOE por el "trilerismo, la estafa y el agujero patrimonial pagado con recortes en sanidad, educación y prestaciones públicas".

La comisión debe crearse justo después de Semana Santa, en el mes de abril. A partir de ese momento deberán pactar qué partido la preside y aprobar un plan de trabajo, de petición de comparecencias y de documentación.

Antes, el 8 de marzo, se constituirá formalmente la primera comisión de investigación de la legislatura, la del Ministerio del Interior, que se aprobó el 17 de septiembre, de la misma forma que ayer se aprobó la de la banca. Según el acuerdo aprobado, "estará compuesta por cuatro representantes de los grupos parlamentarios que cuenten con más de cien miembros, tres de cada grupo parlamentario con más de treinta miembros, dos de cada grupo parlamentario con más de diez miembros y un representante de cada uno de los restantes grupos parlamentarios". Es decir, cuatro del PP, tres de PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, dos del Grupo Mixto, uno de ERC y otro del PNV. Las decisiones y, sobre todo las conclusiones, se aprueban por voto ponderado, es decir, según la representación en la Cámara de cada partido.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50