Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE promueve el DNI bilingüe en cualquier comunidad autónoma

Los socialistas defienden que las webs oficiales se ofrezcan en todas las lenguas cooficiales

Antonio Hernando, portavoz del PSOE en el Congreso. Ampliar foto
Antonio Hernando, portavoz del PSOE en el Congreso.

El PSOE quiere impulsar el uso de las lenguas cooficiales en todos los ámbitos de la Administración y también en las grandes empresas. Para ello ha elaborado una proposición de ley con la que pretende "normalizar" el uso del catalán, euskera y gallego. Al ser "lenguas españolas", los socialistas defienden que los ciudadanos puedan emplearlas en sus relaciones con la Administración General del Estado de forma "cotidiana". Su finalidad sería, por ejemplo, utilizar estas lenguas en las comunicaciones ante los poderes públicos de ámbito estatal, aunque el procedimiento administrativo se tramite en castellano. “Pretendemos normalizar el uso de las lenguas cooficiales en el día a día de los ciudadanos con las administraciones públicas”, ha resumido Antonio Hernando, portavoz socialista en el Congreso.

"El fortalecimiento de cualquiera de las lenguas españolas no va en detrimento de las otras. No tiene por qué existir, y es un error formularlo en estos términos, una competición entre lenguas, un juego de suma cero", razonan los autores de la proposición de ley. Meritxell Batet, diputada del PSC, ha desempeñado un papel muy activo en la elaboración de la iniciativa. “Esta proposición de ley es pertinente y oportuna”, ha esgrimido Batet. El PSOE confía que puede apoyarla “la inmensa mayoría” del Parlamento. "Hay que desarrollar el artículo 3 de la Constitución. Nuestra propuesta impulsa la cultura federal", ha observado la parlamentaria, cabeza de lista por Barcelona. El citado artículo de la Ley Fundamental establece que el castellano es la lengua española oficial del Estado y todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Además, recoge que las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas comunidades autónomas de acuerdo con sus Estatutos. Por último, señala que la riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.

Desde la gestora del PSOE trasladan que con medidas como esta contraponen la derechización en sus políticas que le atribuye el sector crítico. También es un guiño y un reconocimiento al PSC en plena revisión de la relación que mantienen desde hace casi cuatro décadas. El origen de la revisión del protocolo entre ambos partidos fue el voto en contra de los parlamentarios catalanes a la investidura de Mariano Rajoy, contraviniendo la resolución del comité federal del PSOE.

Su aplicación sería eminentemente práctica. Aparte de que un ciudadano pueda dirigirse en todos los ámbitos de la Administración en su lengua cooficial -incluidos órganos estatales como el Defensor del Pueblo, el Tribunal Constitucional o el Tribunal de Cuentas-, una de las grandes novedades es que podría realizar trámites como la obtención del DNI, pasaporte o carné de conducir bilingüe en cualquier comunidad autónoma del Estado. En la actualidad, un catalán que tenga que renovar su DNI en Madrid solo puede obtenerlo en castellano, y un gallego no puede conseguirlo en su lengua materna en Cataluña. El PSOE plantea que este tipo de diligencias son de fácil resolución mediante un programa informático. Eso sí, el derecho a la expedición bilingüe del pasaporte sería siempre "conforme a lo que disponga la normativa europea e internacional". El fin mayor sería el "reconocimiento", siempre dentro de los términos de la Ley, del derecho a usar las lenguas cooficiales fuera del ámbito territorial correspondiente "con plena validez y eficacia".

Un factor a tener en cuenta sería la valoración del conocimiento de estas lenguas por los funcionarios que opten a destinos en las comunidades autónomas con lengua propia. Por otra parte, en los procedimientos de enjuiciamiento civil, se aboga por que las actuaciones judiciales realizadas y los documentos presentados en la lengua oficial de una comunidad autónoma tengan, "sin necesidad de traducción al castellano, plena validez y eficacia". De esta forma, las partes podrían solicitar a los órganos de la Administración de Justicia con sede en el territorio de una región con lengua oficial propia que la documentación que se les remita con ocasión de las actuaciones judiciales esté redactada en dicha lengua.

También se promueve la pluralidad lingüística en materia de enseñanza y cultura, así como un nuevo impulso a las lenguas cooficiales en el extranjero. De esta forma, se ampliarían las funciones del Instituto Cervantes con la incorporación de las lenguas cooficiales en la promoción de la marca España en el exterior. El PSOE promueve que este centro sirva como instrumento de promoción y divulgación "de la realidad plurilingüística de España". Además, sería una plataforma de extensión y enseñanza —presencial y virtual— de todas las lenguas oficiales del Estado.

El PSOE es partidario de adoptar las medidas necesarias, de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias, para favorecer el acceso a todas las lenguas cooficiales en las producciones culturales, "ayudando en las actividades de edición, traducción, doblaje, postsincronización y subtitulación". El Gobierno también impulsaría la presencia de las lenguas cooficiales en la producción de contenidos de los medios de comunicación dependientes del Estado. Especialmente, cuando la tecnología permita la difusión simultánea de distintas lenguas para una misma obra o programa tanto de forma oral como escrita mediante subtítulos. "Se hará especial hincapié en aquellos contenidos cuya difusión se produzca en versión doblada por haberse producido originalmente en un idioma extranjero", recoge la propuesta legislativa.

Las webs oficiales deberán ofrecerse en todas las lenguas cooficiales

Los socialistas también han presentado una proposición no de ley para que la información de las páginas web de la Administración General y organismos dependientes estén en las lenguas oficiales en el Estado además del castellano. Englobaría a los contenidos completos de la información institucional y los referidos a la atención ciudadana. También se aplicaría a aquella información especializada que se ofrezca a través de Internet u otros medios electrónicos o telemáticos relativa a ofertas o convocatorias públicas.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el último socialista, promovió en 2007 un Consejo de las Lenguas Oficiales. El objetivo era establecer la necesidad de ampliar al resto de lenguas oficiales de las webs de ministerios y organismos públicos. El PSOE cree que este órgano debería supervisar la aplicación de la ley ya que, en líneas generales, las recomendaciones mencionadas no se han aplicado. Como muestra, la página del Congreso de los Diputados solo se puede consultar en castellano –la versión en inglés deja mucho que desear-, mientras que ministerios como el de Interior sólo permiten la consulta en lenguas cooficiales en los menús de navegación. Cuando se pincha en ellos la sorpresa es que no se han traducido los contenidos y la única opción disponible está en castellano.

Más información