El congreso nacional del PP, el cónclave de los abogados, hombres de 48 años y cargos públicos

Los 3.128 compromisarios baten el récord con la presentación de 4.000 enmiendas

Rudi presenta el congreso del PP, este miércoles.
Rudi presenta el congreso del PP, este miércoles.CARLOS ROSILLO
Más información
La acumulación de cargos de Cospedal agita el congreso nacional del PP
El PP busca en Europa modelos de más participación sin primarias
Aznar advierte al PP de que no piensa callarse

El lema será "España adelante!", pero el PP reproducirá de partida —en el XVIII congreso nacional que se celebrará en Madrid el 10, 11 y 12 de febrero— los estereotipos de la mayoría de sus cónclaves en el fondo y la forma de su organización. No habrá una revolución ideológica, apenas cambios en su estructura actual, no se planteará ningún debate sobre su liderazgo o sobre la futura sucesión, y sus participantes tendrán el mismo perfil de siempre. Un total de 3.128 compromisarios tendrá la función de debatir, enmendar y refrendar cinco ponencias muy clásicas. El delegado prototipo será un hombre de 48 años, abogado o empleado y mayoritariamente cargo público. El comité organizador del congreso, que preside Luisa Fenanda Rudi, está muy satisfecho de la participación porque se han registrado un récord de 4.000 enmiendas.

La responsable del montaje del cónclave popular, la veterana Luisa Fernanda Rudi, lleva semanas alertada ante la crítica generalizada sobre que el congreso del PP apenas va a aportar novedades ni cuestiones interesantes porque no existe ninguna posibilidad de discusión sobre la aún inexistente sucesión de Mariano Rajoy. Y propugna que el PP debe volcarse todo lo posible en el rearme ideológico de un partido que no celebra congresos desde 2012, cuando aún estaba por terminarse la crisis económica que asoló el país. Rudi mantiene que España y el PP no son ni pueden pretender ser lo mismo que antes de la crisis.

Solo los números avalan por ahora la teoría de Rudi de que el XVIII congreso del PP será muy participativo. En primer lugar y como razón más relevante porque se batirá el récord de enmiendas aportadas por los delegados. El PP tendrá que tramitar ahora más de 4.000 (el plazo para recibirlas ya está cerrado en teoría desde la noche del lunes pero aún se están acogiendo propuestas) y, por ejemplo, en los últimos cónclaves de Sevilla en 2012 se registraron 1.532 y en el polémico y crucial de Valencia en 2008 llegaron a 2.124.

En esta ocasión, para la convención a celebrar ahora en la Caja Mágica de Madrid, solo la ponencia fundamental política y de estatutos que coordina el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo, ha contabilizado casi 1.300 enmiendas. Es el texto que debe determinar si el PP asume las primarias puras, las primarias francesas, la votación a doble vuelta con prima a los compromisarios que propone la dirección y otros temas como la limitación de mandatos o la incompatibilidad de cargos. Las otras ponencias han recabado mucho menos interés, como casi siempre sucede. El PP aún no ha sido capaz de cribar el material que les ha llegado desde sus estructuras territoriales para concluir cuáles han sido las aportaciones más relevantes o numerosas.

El PP permitirá en este caso que la ponencia de estatutos se discuta en el pleno y no en una comisión más limitada, con la participación de todos los delegados, y durante la tarde del viernes, el primer día del congreso. El ponente es el que tiene que negociar a partir de ahora con los firmantes de las enmiendas para ver que correcciones acepta. En las demás ponencias pasarán a la consideración del pleno las enmiendas que sumen más del 30% de los apoyos en sus respectivas comisiones.

El retrato robot del compromisario del PP que participará en el congreso reproduce en gran medida el del militante medio del partido. El delegado más joven será un estudiante de Baleares, Tobal Pons Sintes, de 19 años, y el mayor será la canaria de Tenerife María Teresa Alba Hernández, de 84. Las provincias con la media de representantes electos más jóvenes serán Huelva, Valencia y Pontevedra (la de Rajoy, de 66 años) y las que ostenten la media más alta serán Palencia, Ceuta y León.

El 14,38% de los delegados son abogados y profesionales del Derecho; el 12,32%, empleados de oficina o comercio; y luego, en la misma medida, serán estudiantes y funcionarios (9,74%). Habrá también un 4% de ingenieros, un 5,78% de parados, un 3,72% de pequeños empresarios y un 1,47% de ejecutivos. Las amas de casa serán el 1,43% y los jubilados el 0,79%. El 54% de los compromisarios (1.637 de 3.128) ocupan ya cargos públicos, aunque Rudi y el PP precisan que en su mayor parte son cargos locales como alcaldes (442), concejales (414) y diputados provinciales (258). Estarán presentes también 229 diputados autonómicos, 133 diputados nacionales, 145 senadores y 16 eurodiputados.

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS