Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Cuco y sus padres rechazan las grabaciones del caso por falso testimonio

Los tres acusados se acogen a su derecho a no declarar al considerar los audios "ilegales"

El Cuco y su madre, este martes a su llegada a los juzgados de Sevilla. Ampliar foto
El Cuco y su madre, este martes a su llegada a los juzgados de Sevilla.

Francisco Javier García, conocido como El Cuco, y sus padres, Rosalía García y Ángel Romero, se han acogido este martes a su derecho a no declarar ante el juez que les investiga por falso testimonio en el juicio por la muerte de Marta del Castillo, la joven sevillana desaparecida en 2009. Los acusados han asegurado que las grabaciones entregadas al juzgado por un infiltrado, quien supuestamente mantuvo con ellos cientos de horas de conversación, "son nulas e ilegales" y que, además, no se reconocen en ellas, tal y como han señalado sus abogados Carlos Sierra y Rafael Ramírez. 

En una comparecencia de apenas cinco minutos, los acusados han sostenido que no son los autores de las afirmaciones que recogen esos audios y que nunca han pronunciado tales palabras. Los letrados han recordado que la denuncia presentada el pasado junio por los padres de Marta se basa prácticamente en estas grabaciones, en las que, según fuentes próximas al caso, la madre de El Cuco asegura que nunca se encontrará el cuerpo de la chica. Los abogados también han cuestionado la credibilidad de las grabaciones cuando en la causa por el crimen de la menor no se la concedió el juez instructor. Asimismo, han recordado que el supuesto infiltrado tampoco tiene credibilidad para la policía, ya que un agente llegó a calificarlo de "delincuente" y a decir que sus informaciones eran "paparruchas" durante un anterior juicio.

El supuesto infiltrado prestó declaración este lunes, al igual que el dueño del bar que supuestamente visitaron los padres de El Cuco la noche del 24 de enero de 2009, cuando desapareció la chica y por cuyo asesinato fue condenado Miguel CarcañoLos testigos habrían manifestado que entre la medianoche y las cinco de la madrugada de ese día, Rosalía García y Ángel Romero estuvieron en el bar La Portada y no en el domicilio familiar, tal y como declararon en el juicio por el asesinato de Marta. En este, la madre aseguró que su hijo estaba en la cama a la una y media de la noche. En cuanto al testimonio del camarero, los letrados han ironizado al opinar que "tiene muchísima memoria" al recordar que estuvieron en su negocio. También han señalado que el propio camarero ha admitido que los padres del joven estuvieron "saliendo y entrando" en el bar a lo largo de aquella noche, "hasta la hora de cierre".

En su denuncia, los padres de Marta del Castillo mantienen que los padres de El Cuco mintieron en el juicio sobre el asesinato de Marta ya que "no llegaron a la hora que dijeron (al domicilio familiar), no vieron a ese niño en la cama como dijeron y no le dieron el besito de buenas noches como dijeron". El abuelo de la chica, José Antonio Casanueva, ha mostrado este martes su esperanza en que este nuevo proceso sirva para hacer justicia y dar con el cuerpo de Marta, informa Efe.

El Cuco fue sentenciado a dos años y once meses de reclusión en un centro de menores por un delito de encubrimiento tras ser absuelto de los delitos de violación y asesinato, mientras que Carcaño fue condenado a 21 años de cárcel por asesinato. 

Más información