Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para un catedrático de Sevilla por abusar sexualmente de tres profesoras

El profesor de la Universidad de Sevilla, condenado a 7 años, ejerce y da clases

Fachada de la Universidad de Sevilla.
Fachada de la Universidad de Sevilla.

El Juzgado de lo Penal 2 de Sevilla ha condenado a siete años de cárcel al catedrático de la Universidad de Sevilla Santiago Romero Granados por abusar sexualmente de tres profesoras entre 2006 y 2010. Romero fue en su día decano de la Facultad de Ciencias de la Educación y hoy aún ejerce y da clases,  La sentencia condena al docente por tres delitos continuados de abusos sexuales y un delito de lesiones psicológicas porque realizó tocamientos y comentarios soeces a las tres mujeres "con ánimo libidinoso", subraya el fallo.

El juez Luis Javier Santos ha impuesto al exdecano dos años de cárcel por cada uno de los tres delitos de abusos sexuales cometidos sobre las víctimas —dos profesoras y una becaria de investigación—, que tuvieron que dejar la Universidad, y un año de prisión por el delito de lesiones. Según la denuncia, el acusado amenazaba a las víctimas con perder el puesto, les impedía leer sus tesis o apuntarse a los grupos de investigación o les exigía aparecer como coautor de lo que ellas publicaban.

"En una ocasión una profesora se agachó a coger algo, momento en el que él la empujó con el pie diciendo 'esta es una puta, qué se va a esperar' (...) Dichos comportamientos eran justificados por algunos otros docentes y que otros, bien por interés, bien por miedo, se metían en esa misma dinámica", subraya la sentencia sobre uno de los testimonios de las víctimas, que el fallo califica de "creíbles".

Algunos profesores declararon durante la instrucción a favor del catedrático, pero el juez los ha descartado en su sentencia, de 72 páginas. El fallo ha aplicado la atenuante de dilaciones indebidas por el retraso del procedimiento. Los hechos ocurrieron entre 2006 y 2010 y el juicio no se celebró hasta 2016.

El catedrático también ha sido condenado a pagar una indemnización de 110.000 euros a las tres víctimas —30.000 euros a dos de ellas y 50.000 euros a la profesora que además ha sufrido las lesiones psicológicas— y ha declarado responsable civil subsidiaria a la Universidad de Sevilla. La Universidad hispalense alega que aún no ha recibido la sentencia por parte del juzgado, lo que le impide tomar una decisión para sancionar o apartar al catedrático de la docencia, según una portavoz.

La abogada Amparo Díaz, que representa a las víctimas, ha subrayado su satisfacción por el fallo y ha resaltado que de no ser por las dilaciones indebidas la condena habría sido dos años superior a la impuesta por el juez. "Durante años las víctimas sufrieron una situación de dominio abusivo por parte del condenado en la Universidad, sin que nadie de esta institución reaccionara ni evitara la situación, a pesar de que progresivamente varios profesores y responsables se fueron enterando. La situación de poder y el uso arbitrario y sexista del mismo por parte del condenado, era antigua, y así lo declaró otra testigo en el juicio, que incluso tuvo que dejar de trabajar en la Universidad de Sevilla", subraya la letrada.

Los hechos por los que ha sido condenado este catedrático de la Universidad de Sevilla ocurrieron en las propias instalaciones académicas, cuando, según destacó en su día la fiscalía, tenían "una dependencia jerárquica" de él. La Universidad de Sevilla recibió una denuncia de las tres víctimas y, seguidamente, puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía.

Más información