Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Universidad de Barcelona busca la fórmula para denunciar al rector acusado de plagio

Un docente del campus catalán, entre los afectados que reclamaron la rectificación y la renuncia del responsable de la Rey Juan Carlos

La Universidad de Barcelona (UB) ha pedido informes jurídicos y datos a su editorial para estudiar si lleva a los tribunales a Fernando Suárez, rector de la Rey Juan Carlos de Madrid, por los supuestos casos de plagio que le salpican. El profesor Miguel Ángel Aparicio, docente en el campus catalán, es uno de los presuntos plagiados que pidió por carta a Suárez su renuncia y una rectificación. La Universidad de Oviedo se ha sumado a las críticas.

Fernando Suarez, rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.
Fernando Suarez, rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. EL PAÍS

El rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Fernando Suárez, anunció el martes que adelantará la convocatoria de elecciones en su campus, pero se mantiene en el cargo. Un día después, otra universidad pública, la de Barcelona, ha anunciado que pedirá informes jurídicos para valorar si presenta una denuncia en los tribunales. El profesor Miguel Ángel Aparicio, docente en el campus catalán, es uno de los cinco supuestos plagiados que pidió por carta la rectificación y la renuncia del rector Suárez.

“Una de las primeras lecciones que reciben nuestros estudiantes es que, al margen de las responsabilidades civiles y penales que el plagio pueda acarrear, en el ámbito universitario se trata de una de las conductas más deplorables que pueda existir. Una auténtica lacra”, señala en un comunicado el nuevo rector de la Universidad de Barcelona (UB), Joan Elias. En el texto, escrito en términos muy duros, omite hacer ninguna referencia expresa a Suárez, al que alude como el “rector actual de una universidad española”.

El rector de la UB añade que han hecho una “primera comprobación” del supuesto caso de plagio de la obra El status del Poder judicial en el constitucionalismo español (1808-1936) que “muestra la gravedad de la apropiación, pues se trata de decenas y decenas de páginas”. El campus ha pedido un informe a su editorial, Ediciones UB, para conocer “la magnitud” de la copia y ha solicitado al catedrático de derecho Procesal y exdecano del Colegio de Abogados de Barcelona, Jaume Alonso Cuevillas, un informe sobre la viabilidad jurídica de una denuncia. “De resultar viable, ejerceremos”, prosigue.

En Marea pregunta al Gobierno

La formación gallega En Marea, incluida en Podemos, registró ayer martes dos preguntas al Gobierno en el Gobierno visto el silencio del Ministerio de Educación, que considera que la Universidad Rey Juan Carlos es competencia del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid. En Marea quiere saber qué medidas va a tomar el Gobierno, si la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) va a revisar sus méritos para ser profesor y si la Comisión Nacional Evaluadora de la Actividad Investigadora (CNEAI) mirará los sexenios que mejoran su sueldo por sus trabajos publicados. Además, el grupo pregunta por la supervisión de los proyectos de investigación encabezados por Suárez “con un currículum distorsionado”.

Esos mismos informes serán facilitados al profesor Aparicio, que también es exdecano de la facultad de Derecho, por si le pueden servir en su demanda individual. “Deseo mostrar mi total solidaridad con él”, añade el rector de la UB.

El comunicado ahonda en que el plagio en el ámbito académico “es sin duda algo más profundo que un 'corta y pega': consiste en apropiarse de las ideas, del esfuerzo intelectual, de la libertad creativa de otro académico”.

Por último, muestra su “total solidaridad” con Miguel Ángel Aparicio, uno de los cinco firmantes de la carta en la que los afectados reclaman la dimisión y rectificación del rector de la URJC. Éste último anunció el martes en el consejo de gobierno de su universidad que adelantará las elecciones, inicialmente previstas en julio. No presentó su renuncia como le reclamaron dos miembros del consejo de gobierno ni aclaró si se presentará a las elecciones. La reunión en la que participan profesores, decanos, vicerrectores, catedraticos y alumnos terminó con un aplauso al rector. Un portavoz del campus madrileño indicó después de la reunión que Suárez "se pensará durante las vacaciones" si vuelve a presentarse.

Las críticas llegan también de otro campus público. Santiago García Granda, rector de la Universidad de Oviedo, a la que pertenece el profesor Ignacio Fernández Sarasola que demandará a Suárez, también cargó el pasado miércoles contra su compañero en la CRUE y reclamó su dimisión si se comprobaba que ha plagiado.

“Que el rector se haya atrincherado y convoque nuevas elecciones está movilizando a la gente”, asegura el medievalista Carlos Barros, de la Universidad de Santiago, uno de los cinco supuestos plagiados que irá a los tribunales. La Fundación Española de Historia Moderna –Suárez investiga esa etapa-, por ejemplo, ha emitido este miércoles un comunicado en el que rechazan las prácticas de plagio “que abochornan a la comunidad universitaria, minan la credibilidad y hacen ser más vulnerables a quienes la cuestionan”.

Más información