El arsenal intervenido en Francia incluía maquinaria para destruir las armas

17 de las 50 piezas incautadas el pasado viernes proceden de un robo cometido por ETA en 2006

Control policial en la operación policial desarrollada el pasado viernes en Louhossoa (Francia).
Control policial en la operación policial desarrollada el pasado viernes en Louhossoa (Francia).IROZ GAIZKA (AFP)

Cincuenta armas de fuego, 17 de ellas procedentes del robo cometido por ETA en Vauvert (Francia) en octubre de 2006, han sido intervenidas en la operación Seminario desarrollada el pasado viernes en Francia. Además de las armas que, según el Ministerio del Interior, iban a ser inutilizadas para escenificar un desarme de ETA, también se ha decomisado maquinaria que iba a ser utilizada para destruir todo ese material.

Fuentes de la lucha antiterrorista han informado de que así consta en el inventario final del material intervenido en esta operación policial que se desarrolló en una vivienda de Louhossoa, en el sur de Francia y a unos 20 kilómetros de la frontera con España. Un total de cinco personas de nacionalidad francesa fueron detenidas.

Más información
Otegi: El objetivo de España y Francia es que “ETA no se pueda desarmar”
El Gobierno vasco cree que ETA ha iniciado “un proceso de desarme unilateral”
Condenado a dos años el detenido en el aeropuerto de Madrid por ‘kale borroka’
Detenido en el aeropuerto de Madrid Garikoitz Ibarluzea, con antecendentes por ‘kale borroka’

Del medio centenar de armas incautadas --de diferente tipo y calibre--, nueve son fusiles, cuatro son ametralladoras, ocho son pistolas UZI (habituales en el uso de ETA) y otras cuatro son revólveres. Uno de estos revólveres así como 16 de las pistolas intervenidas proceden de las 350 armas robadas por ETA en Vauvert, cerca de Nimes (sureste de Francia), el 23 de octubre de 2006.

Además del depósito de armas, los agentes españoles y franceses descubrieron abundante munición, explosivos y material para la confección de artefactos y bombas lapa. En total, 68 cargadores y 2.790 cartuchos de distintos calibres; casi 100 kilos de explosivos, 2.310 detonadores eléctricos y 2.870 metros de cordón detonante.

Concretamente, entre el material explosivo intervenido había 72 kilos de polvo de aluminio, 12,5 kilos de polvo de plata, ocho kilos de cloratita, cuatro y medio de pentrita, dos de clorato y diez gramos de nitromanita. Y entre los artefactos hay nueve temporizadores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por otro lado, la Guardia Civil ha intervenido maquinaria que en teoría podría servir para la destrucción de todo lo incautado. Destaca una pulidora, una fresadora, y diversas herramientas (una sierra de metal, pinzas, llave inglesa, pinza dentada, martillo, destornillador llaves Allen, fijador de pinza y dos rollos de cinta adhesiva). También consta en el acta oficial de material incautado un espray aceite para corte, un sacacorchos, un botiquín y dos extintores de incendios.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS