Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno ratifica su compromiso con el avión militar A400M

Cospedal se encomienda a la Virgen de Loreto al recibir la primera unidad española

María Dolores de Cospedal, en la entrega oficial del primer A400M del Ejército.
María Dolores de Cospedal, en la entrega oficial del primer A400M del Ejército.

La ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, ha confirmado este jueves el compromiso del Gobierno con el proyecto europeo de desarrollo del avión militar de Airbus A400M al recibir oficialmente la primera unidad para las Fuerzas Armadas españolas. Cospedal ha recordado a las víctimas del accidente de un aparato similar en mayo del pasado año y se ha encomendado a la Virgen de Loreto, patrona de la aeronáutica. "Le pedimos que nos ayude y nos guíe", ha afirmado.

La ministra ha asistido en Sevilla al acto de entrega del primer A400M español, el 13º que sale de la planta de Airbus en la capital andaluza este año y el número 34 de los 174 comprometidos por los países que conforman el consorcio militar.

Cospedal ha ratificado el compromiso del Gobierno con la industria aeronáutica, de la que ha destacado la incidencia en otros sectores y ha afirmado que las Fuerzas Armadas necesitan una "industria capaz de responder a sus necesidades"."Tenemos que seguir trabajando para desarrollar todas sus capacidades", ha añadido en referencia a los proyectos para llegar al máximo potencial del avión.

El Gobierno ratifica su compromiso con el avión militar A400M

El A400M español es una de las unidades con capacidad operativa que han empezado a salir desde este verano de la línea de montaje, situada junto al aeropuerto de Sevilla. Hasta esa fecha, los aparatos han estado configurados principalmente para labores de transporte. Sin embargo, los nuevos aeroplanos ya cuentan con los dispositivos demandados por los ejércitos del aire para realizar misiones más complejas.

Aunque el presidente de Airbus en España, Fernando Alonso, lo ha eludido, Cospedal sí ha recordado a los cuatro tripulantes fallecidos en el accidente del A400M en pruebas registrado en Sevilla. Este siniestro puso en jaque el desarrollo del proyecto, que intenta cumplir con los compromisos de entrega a los países que han demandado unidades. Seis naciones disponen ya de estos aviones, en cuya construcción participan cinco países y que se ensamblan en Sevilla.

Alonso ha calificado el programa aeronáutico como el "más ambicioso de Europa" y ha reconocido que han atravesado "momentos difíciles y complicados". "El camino no ha sido fácil, pero tendremos éxito y superaremos los retos", ha asegurado.

Más información