Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP, obligado a plantearse la retirada de la candidatura de Fernández Díaz

La votación se aplaza después de que el PSOE amenazara con presentar un candidato alternativo

El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz.

El PP ha dejado en el aire la posibilidad de retirar la candidatura de Jorge Fernández Díaz para presidir la Comisión de Exteriores del Congreso y ha aplazado la votación ante la amenaza del PSOE de presentar un candidato alternativo, algo que ya había anunciado Podemos un día antes.

Según fuentes del PSOE, los socialistas trasladaron a los populares esta advertencia, dado que el exministro del Interior fue reprobado por la Cámara y será investigado en los próximos meses. Esa amenaza suponía rectificar totalmente la posición expresada por el PSOE para cumplir el pacto de reparto de presidencias de comisión sin vetos previos, que incluía su voto en blanco para permitir el nombramiento de Fernández Díaz. Ciudadanos apoyará al candidato alternativo del PSOE si el del PP sigue siendo Fernández Díaz y al candidato alternativo del PP, si este sustituye al exministro del Interior.

Luego, el PP ha querido presentar a Fernández Díaz como candidato a presidente de la Comisión Mixta del Tribunal de Cuentas, según el PSOE. Tras la polémica en la Comisión de Exteriores, el PP ha decidido pedir también el aplazamiento de la votación en la Comisión del Tribunal de Cuentas después de haber intentado nombrar a Fernández Díaz presidente, según fuentes del grupo parlamentario socialista. Las mismas fuentes han asegurado su compromiso de retirar la candidatura alternativa o presentar la dimisión del presidente elegido en el momento en el que el PP proponga otro nombre.

Ante la posibilidad de que el PSOE presentara un candidato alternativo, el PP ha pedido el aplazamiento de la votación en ambas comisiones, sin explicar si mantendrá la candidatura de Fernández, pero dando a entender que la retirarán. Su portavoz, José Ramón García Hernández, se limitó a señalar que "a día de hoy" se mantiene, pero añadiendo que "negociar no es ceder".

Podemos ya había anunciado que presentaría candidato alternativo, pero no tenía opciones de salir porque el PSOE aseguró el martes que votaría en blanco. Según el relato de Podemos, los socialistas rectificaron justo al empezar la comisión y tras rechazar fórmulas como que todos apoyaran a Eduardo Madina, del PSOE, para evitar que fuera elegido Jorge Fernández. Es decir, que si Podemos no hubiera forzado el martes con el anuncio de la presentación de un candidato la rectificación del PSOE y luego la del PP no se hubieran producido.

Por eso, el líder Podemos, Pablo Iglesias, ha dado por hecho que el PP finalmente no presentará al exministro y se ha mostrado orgulloso del trabajo de sus diputados que han logrado que su oposición logre "frutos" y el PP sienta la "presión".

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

No hay fecha para repetir la votación y se inician ahora conversaciones entre los grupos. El PP invoca el acuerdo de inicio de legislatura, según el cual no hay vetos a los candidatos, pero deberá reconsiderar el candidato o arriesgarse a perder la presidencia de Exteriores. Si se rompiera el acuerdo podrían verse afectadas otras comisiones, por ejemplo, la de Justicia si la dirección del PSOE presionara para que Margarita Robles, que rompió la disciplina de voto en la investidura, abandonara la de Justicia. El PP podría tratar de arrebatársela.

La candidatura del exministro del Interior, reprobado e investigado por la Cámara, ha colocado al PSOE en una tesitura incómoda y ha reflejado un nuevo pulso con Podemos. El portavoz de los socialistas en el Parlamento, Antonio Hernando, había anunciado el martes que su grupo votaría en blanco, al igual que Ciudadanos, permitiendo así la elección de Fernández Díaz y rechazando la alternativa propuesta por el partido de Pablo Iglesias. El PSOE alega que un pacto entre los cuatro principales partidos determinó hace meses que la presidencia de esa comisión correspondía al PP.

El PSOE, a través de su portavoz, Ignacio Sánchez Amor, pidió al PP que busque otro candidato porque jamás apoyarán a Fernández Díaz.

El portavoz de Podemos, Pablo Bustinduy, ha apoyado también el aplazamiento, con la petición de solicitar un informe de idoneidad sobre Fernández Díaz, reprobado por la mayoría del Congreso. La petición, sin embargo, no será atendida. Jordi Xuclà, de PDECat, ha rechazado también la candidatura de Fernández.

El portavoz del PP ha comparado la situación con "regímenes totalitarios" como Venezuela por poner en cuestión "de forma arbitraria" a otros poderes del Estado.

Los grupos parlamentarios firmaron en septiembre un acuerdo por el que se repartían las presidencias de comisiones y, en virtud de ese acuerdo, al PP le corresponde la de Exteriores, sin posibilidad de veto a los candidatos que cada uno presente. La decisión posterior de los populares de proponer precisamente al exministro del Interior para ese puesto causó malestar en el resto de partidos por el perfil de Fernández y porque se desveló en el diario Público una conversación en la que se deducía el uso de instrumentos policiales contra adversarios políticos. Por ese motivo el Congreso ha aprobado una comisión de investigación.

Fernández ha asegurado en el Congreso que hablará con el PP y con el grupo parlamentario y hará lo que le pidan, pues no quiere que su posible designación como presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores cause problema alguno. "Estoy hablando con mi grupo parlamentario. Estoy a lo que determine y no voy a poner problemas. Haré lo que me pida", ha añadido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información