Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo, investido presidente de la Xunta con los únicos votos del PP

El popular intercambia con el PSOE invitaciones al acuerdo mientras toda la oposición le advierte que su mayoría absoluta no le convierte en “el Rey Sol”

Feijóo recibe el aplauso de sus diputados durante el debate de investidura.

Con los votos de los 41 diputados de su amplia mayoría absoluta y una invitación mutua a llegar a acuerdos con el PSdeG-PSOE, Alberto Núñez Feijóo ha sido investido este martes presidente de la Xunta. "Es más lo que nos une que lo que nos separa", ha proclamado Feijóo pidiendo "acuerdos" a En Marea, PSOE y BNG pero sin escatimar críticas y pullas a sus rivales.

A los socialistas gallegos Feijóo les ha agradecido con ímpetu, "como ciudadano, presidente de la Xunta en funciones y gallego", la abstención de su partido en la investidura de Mariano Rajoy que ha propiciado otro Gobierno del PP. "Coincidimos en temas fundamentales", ha abundado sobre el PSdeG. "Hay amores que matan", le ha respondido entre risas el portavoz socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, que se ha mostrado dispuesto a "tender la mano" al PP en ciertos asuntos.

Desde En Marea, el partido nacido el pasado julio que ha irrumpido en la Cámara autonómica como primera fuerza de la oposición, Luis Villares ha advertido a Feijóo que su mayoría absoluta "no es un cheque en blanco ni una tarjeta black". Su 47% de porcentaje de voto, "con una abstención superior" a las papeletas obtenidas por el PP, ha puntualizado, "no llega para arrogarse la condición de representante único del país" ni para "equiparar su persona a Galicia como hizo aquí anteayer como si fuese el mismísimo Rey Sol". "Esto no es negar el resultado electoral, sino clarificarlo", ha esgrimido Villares.

Frente a la reivindicación de la autonomía y el galleguismo que realizó Feijóo en su discurso del pasado martes, En Marea le ha afeado al candidato popular la "paralización de la transferencia de competencias" que se ha producido en sus siete años de gobierno y la "dudosa honra de ser el presidente de la Xunta que logró la mayor reducción del número de hablantes de la lengua propia de Galicia".

El PSdeG-PSOE también ha pedido a Feijóo una reflexión sobre la participación electoral que lo ha aupado de nuevo a la Presidencia de la Xunta. Leiceaga ha afirmado que la mayoría absoluta del PP en Galicia esta “avalada solo por tres de cada diez votantes potenciales”. “Esta situación no le retira ninguna legitimidad y afecta a todos los partidos”, ha subrayado el portavoz socialista, que el 25-S encajó los peores resultados del PSdeG en unas autonómicas, “pero nos obliga a todos, y especialmente al Gobierno, a ser más prudentes y abiertos”.

Leiceaga ha sintetizado el legado de Feijóo en sus dos mandatos anteriores en una “demografía regresiva”, una “economía débil” y un “paisaje social devastado”. Le ha reprochado que "pasará a la historia" por ser "el único presidente de la historia de Galicia que no amplió el autogobierno", al no lograr ni un solo traspaso de competencias. Y, recalcando que con el actual ritmo de obras el AVE a Galicia no estará completo en la fecha prometida de 2018 sino cuatro años más tarde, en 2022, el socialista ha animado al popular a ser el "azote" del Gobierno central por "recortar" inversiones "aunque sea de su partido".

La portavoz del BNG, Ana Pontón, la primera voz de mujer que se escucha en un debate de investidura en la historia de Galicia, como ella ha recordado, ha pedido a Feijóo que "no asfixie la democracia cuatro años más". Ha calificado las propuestas de Feijóo para su tercer mandato como “el Día de la Marmota”, enseñando desde la tribuna páginas de periódico con las mismas promesas de empleo o desarrollo rural lanzadas por el candidato del PP en los plenos de investidura anteriores.

La líder de la formación nacionalista, que logró en septiembre contener la sangría de votos que ha estado sufriendo su partido en anteriores citas electorales, ha reconocido que la mayoría absoluta lograda por el PP el 25-S le da “legitimidad y capacidad para gobernar” pero “no la razón”. Pontón ha relatado la historia de Rosa, una enferma de Alzhéimer con una pensión de 632 euros que no ha recibido aún de la Xunta la ayuda a la dependencia a la que tiene derecho, uno de los casos de ciudadanos a los que las mayorías de Feijóo “no les han valido de nada”. “¿Podría usted vivir con 700 euros?”, le ha preguntado la representante del BNG al dirigente popular en alusión al sueldo de una mujer de 30 años llamada Lola que trabaja diez horas diarias.

Feijóo ha asegurado que en su propia familia hay casos como los relatados por el BNG y hogares con todos sus miembros en paro, pero ha negado que en Galicia esté aumentando la precarización del empleo y la emigración como denuncia la oposición. "Lo importante no es mi futuro ni quién lidere la oposición", ha afirmado dirigiéndose a En Marea, PSOE y BNG. "Lo importante es Galicia y espero que no lo olviden". Tras ser investido presidente de la Xunta después de más de cinco horas de debate, los portavoces de los tres partidos han acudido a felicitar al líder del PP.

Más información