Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Catalá, un hombre de confianza y polivalente

Ha sido cargo con Rajoy en materias como Justicia y Fomento, en este último caso en funciones para suplir la salida de Ana Pastor

Rafael Catalá, Ministro de Justicia Ampliar foto
Ministro de Justicia  Rafael Catalá. EFE

Rafael Catalá Polo (Madrid, 21 de junio de 1961) reúne requisitos suficientes para estar en el nuevo Gobierno porque ha trabajado con Mariano Rajoy, con Soraya Sáenz de Santamaría, con Ana Pastor y hasta con José María Aznar. Es decir, es persona de confianza de prácticamente todos los sectores con poder en el PP.

Y tiene también la ventaja de su polivalencia, porque ha desempeñado más de nueve cargos diferentes en la administración central y la Comunidad de Madrid con perfiles tan diferentes como Hacienda, gestión de hospitales, Fomento y Justicia.

Ha sido ministro de Rajoy en materias como Justicia y Fomento, en este último caso en funciones para suplir la salida de Ana Pastor, tras haber sido secretario de Estado y mano derecha de la colaboradora más cercana del presidente del Gobierno y líder del PP. Con Sáenz de Santamaría trabajó en 2000 en la elaboración del programa de Justicia del PP y más recientemente codo con codo en la respuesta legal al desafío soberanista en Cataluña. Con Aznar fue secretario de Estado de Justicia, con José María Michavila como ministro, y secretario de Estado de Hacienda.

Cuando en septiembre de 2014 dimitió Alberto Ruiz-Gallardón, Rajoy, influido por su vicepresidenta y por Pastor, designó ministro de Justicia a Catalá. El encargo era deshacer los entuertos de anterior ministro, como dar marcha atrás a la reforma del aborto, rectificar la ley de tasas, parar la cesión del registro civil a los registradores y frenar la ley de Enjuiciamiento Criminal, entre otros incendios por apagar.

Catalá lo hizo, aunque levantó algunas polvaredas en su gestión. Por ejemplo, por sus declaraciones porque no elude la polémica y hasta se siente cómodo pisando charcos y también por algunas decisiones como la inclusión en la Ley de Enjuiciamiento de un plazo máximo para la instrucción que puso en pie de guerra a todas las asociaciones de jueces y fiscales. Es diputado cunero por Cuenca desde diciembre de 2015.

Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado desde 1985. Su única etapa fuera de la administración pública fue entre 2005 y 2012, cuando fue secretario general y del Consejo de Administración de CODERE, multinacional española en el negocio del juego privado.

Jugó al baloncesto, es aficionado al deporte y seguidor apasionado del Atlético de Madrid.

Más información