_
_
_
_

Rajoy siente que la confesión de Correa exonera su etapa en el PP

El entorno del presidente popular concluye que en su época no hubo complicidad ni financiación ilegal

Javier Casqueiro
El presidente de Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.
El presidente de Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.Juan Medina (Reuters)
Más información
Correa confiesa que cobraba mordidas y que era Bárcenas el que repartía
El PP se alinea con Bárcenas y reclama la nulidad de todo el ‘caso Gürtel’

En el equipo de Mariano Rajoy en La Moncloa y el PP respiraron este jueves bastante aliviados tras escuchar las confesiones de parte de Francisco Correa sobre el origen y desarrollo de la trama Gürtel. “En una declaración judicial en la que Correa ha admitido prácticamente todo, pagos, sobres, comisiones y adjudicaciones, lo que también deja claro es que Rajoy no fue cómplice y que no había connivencia del PP durante su etapa en las mangancias”, subrayaron fuentes oficiales del entorno del presidente popular. Rajoy mantiene, siete años y medio después de estallar el escándalo y la investigación del caso por la Audiencia Nacional, que apenas conoció ni tuvo relación personal ni política nunca en el PP con Correa, pese a que éste ha confesado que vivía más en la sede de ese partido que en su despacho.

En el entorno de Rajoy tomaron nota de que Correa no quiso o no pudo especificar este jueves en su declaración judicial que las aportaciones y dádivas que facilitaba de manera tan extensiva a numerosos cargos del PP tenían la finalidad de una financiación ilegal del partido. Correa se limitó a señalar que ese dinero él lo aportaba a Bárcenas, que pasó en esa época de gerente a tesorero nacional.

Los colaboradores de Rajoy se quedaron con la revelación de Correa de que vivía y trabajaba a diario en el PP en la época de José María Aznar y que dejó de estar tan bien visto a partir de 2005 y 2006 ya con Rajoy a los mandos, al parecer por su supuesta mala relación con Pablo Crespo, exsecretario de organización del partido en Galicia y mano derecha de Correa.

Le echó de Génova

Rajoy siempre se ha cuidado mucho en sus declaraciones en no afirmar tajantemente que nunca trató con Correa aunque sí matiza que no tiene “claro” o “sensación” de haberle conocido y que quizá pudo haberle saludado alguna vez pero nunca mantenido una reunión. Dice que creía que Correa llevaba la agencia de viajes del PP y montaba escenarios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En una entrevista en RNE, el 12 de marzo de 2009, apenas un mes después de la primera macrorredada ordenada por el juez Baltasar Garzón, Rajoy se apuntó incluso el tanto de haber echado a Correa del PP tras haber tenido sospechas internas pero sin comunicarlo ni denunciarlo en ningún lado: “Sí, eso me lo planteó el entonces tesorero del partido, que había llegado que estaba utilizando el nombre del partido para algunos municipios de Madrid y entonces se avisó de que ese señor no podía hablar en nombre de Génova y se decidió prescindir de sus servicios”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_