La disputa por el liderazgo se trasladará también a Podemos Andalucía

Teresa Rodríguez comunica a la militancia la convocatoria de una asamblea autonómica extraordinaria

La portavoz parlamentaria de Podemos, Teresa Rodríguez.
La portavoz parlamentaria de Podemos, Teresa Rodríguez.Jose Manuel vidal (EFE)

Teresa Rodríguez, una de las dirigentes de Podemos con más visibilidad desde la fundación del partido, anunció este jueves una decisión determinante para los futuros equilibrios internos, sobre todo entre los sectores afines a Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. La líder de la formación en Andalucía envió una carta a los simpatizantes para informar de que no cuenta con una mayoría en los órganos del partido y considera que ha llegado el momento de convocar un congreso regional extraordinario. Esta decisión llega después de que el pasado lunes la ejecutiva emplazara a todos los líderes autonómicos a celebrar asambleas regionales coincidiendo con la de Madrid, que culmina con primarias el próximo mes de noviembre. De momento, además de Andalucía, se ha sumado también Extremadura.

Más información
Podemos propone convocar varios congresos autonómicos junto al de Madrid
Errejón se desmarca de las opiniones sobre candidaturas: “Yo no valoro las iniciativas”

Esta dirigente, que procede del sector anticapitalista de Podemos, compitió con el propio Iglesias y con el equipo fundacional del partido –Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa y Luis Alegre- en la asamblea de Vistalegre. No obstante, en Andalucía sus planteamientos, que apelan a la horizontalidad, a las bases y a la calle, y a los que ha vuelto a aproximarse Iglesias, nunca han tenido rivales de peso. Y Rodríguez quiere ahora ahondar en su proyecto de partido, reafirmándolo.

“Vistalegre y la I asamblea andaluza”, escribe, “fueron hijas de su tiempo”. Los congresos autonómicos se celebraron después de que Podemos se constituyera como fuerza política organizada a principios de 2015. Ese ciclo, en su opinión, se ha cerrado pese a haber durado tan solo año y medio. “Un periodo electoral intensivo en el que se dibujó una organización fuertemente centralizada y rápida en sus procedimientos en detrimento de la participación y la organicidad intermedia. Sin vasos comunicantes cotidianos entre las bases y las direcciones más allá de los plebiscitos puntuales. El futuro de Podemos Andalucía y el proceso para ganar Andalucía para su gente pasa por una fuerte implantación territorial más lenta comarca a comarca, barrio a barrio”.

Rodríguez cree que la “fuerte presencia en las instituciones debe verse compensada con una presencia fuerte también en las luchas, en la calle”. Y lamenta las tensiones vivida dentro la formación. “Las normales, legítimas y deseables diferencias políticas internas en pocas ocasiones se han expresado abiertamente en los órganos aunque sí lo han hecho en espacios informales trascendiendo en no pocas ocasiones a la prensa a través de filtraciones anónimas o de grupos sin rostro que manipulando sistemáticamente la información que faltaba se han propuesto desmoralizar a nuestra gente y paralizar el trabajo colectivo y el crecimiento de Podemos en Andalucía”, señala. Por esta razón, cree que ha llegado el momento de abrir de nuevo la disputa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS