Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Datos BLOGS Por KIKO LLANERAS (@KIKOLLAN)

Los récords del atletismo que podrían batirse en Río

Datos para saber qué pruebas es mejor seguir en directo

Este viernes arranca el atletismo en Río. En los próximos 10 días se disputarán las pruebas míticas de unos juegos: los 100 metros, el 1.500, la maratón, el salto de longitud. Unas pruebas especiales porque los atletas compiten en dos planos: por las medallas unos contra otros y cada uno contra la historia. ¿Pero en qué pruebas es más probable un nuevo récord mundial?

Para responder esa pregunta he calculado la cercanía entre el récord vigente en cada prueba y los mejores tiempos del último año. He expresado esa distancia como un porcentaje para poder comparar entre diferentes disciplinas.

Los récords del atletismo que podrían batirse en Río

En algunas pruebas las mejores marcas del año están muy cerca del actual récord del mundo. Por ejemplo, el año pasado Abel Kiprop corrió los 1.500 metros en 3:26,69 y se quedó muy cerca del récord de El Guerrouj con 3:26 justos. Otros dos récords del mundo se batieron el año pasado —en decatlón y 20 kilómetros marcha— y podrían volver a caer en estos juegos.

El siguiente gráfico muestra los récords en categoría femenina.

Los récords del atletismo que podrían batirse en Río

En mujeres hay tres pruebas con récords del año pasado: los 1.500 metros, los 20 kilómetros marcha y el lanzamiento de martillo. Además hace un mes Kendra Harrison logró la plusmarca de los 100 metros vallas, aunque paradójicamente no correrá en Río.

Algunos récords históricos podrían caer

En el atletismo hay récords vigentes hace décadas y algunos podrían caer en estos juegos. En categoría masculina, Kiprop amenaza el récord de 1.500 y Christian Taylor el de triple salto, dos plusmarcas con 18 y 21 años de antigüedad.

Otro récord histórico que podría caer es el de Michael Johnson en los 400 metros. Hace 17 años Johnson paró el reloj en 43:18 y ahora dos atletas que competirán en Río se le han acercado. LaShawn Merritt ha logrado la duodécima mejor marca de todos los tiempos y Wayde Van Niekerk la sexta, con 43:48. Si son capaces de correr un 1% más rápido, serán los más rápidos de la historia.

En categoría femenina los récords más antiguos de todos no parecen amenazados, pero si podrían caer dos marcas de hace ochos años: los récords de 3.000 obstáculos y 5.000 metros.

Hay atletas que compiten solos

En el gráfico es posible localizar varios atletas que apenas tienen competencia: aparecen los primeros a la derecha y dejan a sus rivales muy atrás. Son los mejores en su prueba con diferencia.

El caso paradigmático es el de Anita Wlodarczyk.

Los récords del atletismo que podrían batirse en Río

La lanzadora de martillo polaca tiene las siete mejores marcas de todos los tiempos y todas las consiguió en el último año. Es la única mujer que ha lanzado más allá de los 81 metros. Sus competidoras en 2015 y 2016 han lanzado un 5% más corto y no han pasado de los 76 metros.

En hombres el dominio más claro parece el de Ashton Eaton en decatlón. Sólo ha competido dos veces en 2015 y 2016, pero nadie se acerca a sus registros.

Los récords del atletismo que podrían batirse en Río

Lo malo: algunos récords parecen imbatibles

Tanto en hombres como en mujeres hay récords que difícilmente se batirán. En hombres, los mejores lanzadores en activo de peso, martillo, disco o jabalina están muy lejos de los récords vigentes. Tampoco el salto de longitud de Mike Powell parece peligrar.

En mujeres hay aún más récords en apariencia inalcanzables. Al menos una docena. las plusmarcas de los 400 metros, el heptatlón y los lanzamiento de disco y peso llevan vigentes desde los años ochenta. Si se batiese alguna de esas marcas, sería una enorme sorpresa.

Lo bueno: las mejores marcas de 2016 están por llegar

En los dos primeros gráficos puede verse que las marcas de 2016 han sido peores que las de 2015. La razón seguramente es la evidente: este año muchos atletas aún no han dado lo mejor porque lo han guardado para esta semana.

 

Metodología. En los gráficos 1 y 2 he representado la distancia entre cada récord del mundo y las 25 mejores marcas de 2015 y 2016. He expresado esa distancia en porcentaje para poder comparar entre diferentes pruebas. Por ejemplo, en las pruebas de salto ese porcentaje representa simplemente la relación entre una marca del año pasado y el récord del mundo. Si el récord fuese 2 metros, a una marca de 1,9 metros le correspondería un porcentaje de distancia al récord de 95%. En las pruebas de velocidad he calculado ese porcentaje tomando valores inversos. Es útil pensar en velocidades para entenderlo. Si el récord de los 100 metros se lograse corriendo a 10,5 m/s, a una marca de los 100 metros corridos a 5,25 m/s le corresponde un porcentaje de distancia al récord del 50% —porque has corrido la mitad de rápido—. Haciendo los cálculos de esta forma todos los porcentajes están expresados entre 0% y 100%.

Estas métricas son sólo una medida aproximada de lo difícil que es mejorar hasta alcanzar el récord. Es probable que el esfuerzo necesario para bajar una marca en determinado porcentaje no sea la misma dependiendo de la distancia o el tipo de prueba.

Más información