Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència atribuye la decisión del Congreso a la votación del Parlament

El portavoz de la formación: "Ciudadanos exigía que no tuviéramos grupo para pasar al sí"

Francesc Homs, Diputado de Convergència en el Congreso, en la rueda de prensa de hoy. Ampliar foto
Francesc Homs, Diputado de Convergència en el Congreso, en la rueda de prensa de hoy.

El portavoz de Convergència, Francesc Homs, ha achacado este martes la decisión de la Mesa del Congreso, que ha dejado a su partido sin grupo propio en la Cámara baja, a dos criterios políticos. "Esta decisión responde a la votación que se produjo la semana pasada en el Parlament de Cataluña y a que se está trabajando en un acuerdo entre el PP y Ciudadanos, en el que Ciudadanos exigía para pasar de la abstención al sí que nosotros no tuviéramos grupo", ha señalado en referencia a la aprobación del Parlamento de Cataluña a la vía unilateral a la independencia.

"Eso no es cierto", ha contestado Miguel Gutiérrez, secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, en conversación con EL PAÍS. "Siempre hemos dicho que íbamos a votar no. Si no se cumplen los criterios legales para tener grupo, no se lo vamos a dar a CDC basado en no sé qué criterios políticos. Y, desde luego, la decisión no está condicionada a nada que vayamos a hacer nosotros en la investidura: por si hay alguna duda, nosotros vamos a votar que no en primera y nos vamos a abstener en segunda", ha añadido. "No hay ningún tipo de apaño ni de componenda, y se verá si hay debate de investidura". "Nosotros siempre hemos dicho que votaríamos no y hemos votado no. Si ellos tenían pacto oculto con el PP para el sí, que lo expliquen ellos o el PP", ha coincidido Fernando de Páramo, secretario de Comunicación de Ciudadanos.

Convergència Democràtica de Catalunya, ahora Partit Demòcrata Català, se ha quedado sin grupo por primera vez desde las Cortes Constituyentes y sin los tres millones de euros que le hubieran correspondido en caso de poder formarlo. Sus ocho diputados presentarán recurso y se integrarán de momento en el Mixto, pese a existir fórmulas de colaboración con otras formaciones nacionalistas. "Consideramos que tenemos derecho al grupo tanto el Senado como en el Congreso. Evidentemente, vamos a recurrir", ha asegurado Homs, quien considera "bastante evidente que la decisión se ha tomado por razones políticas".

"La Mesa", ha proseguido, "ha tomado una decisión que es dura, que tiene calado político y que tiene la voluntad de intentar limitar la actividad parlamentaria de ocho diputados. Tengo la sensación de que esta decisión le gustará a las posiciones políticas más extremas", ha añadido el portavoz de Convergència. Homs ha prometido, además, fidelidad a su "compromiso" con los electores catalanes en línea con las decisiones del Parlament. "Nos pueden impedir tener grupo, eso es evidente, pero lo que no nos van a sacar son los ocho diputados que en el contexto de la legislatura son clave".

"Nosotros", ha abundado Homs, "vamos a ser fieles a nuestro compromiso. Vamos a continuar con nuestra hoja de ruta. Pagamos las consecuencias de las decisiones que se tomó la semana pasada. Lo bueno es saber el porqué, saber cuáles son los fundamentos". "Hoy podríamos decir que ha empezado la campaña electoral", ha concluido el diputado nacionalista.

Neus Munté, portavoz del Gobierno catalán, ha considerado que la decisión de la Mesa de no conceder el grupo propio a Convergencia no es más que "la represalia de una formación política que forma parte de la mayoría independentista por la votación del miércoles". La consejera ha añadido que existen informes jurídicos favorables y precedentes que hubieran permitido conceder el grupo a CDC. "Es una decisión de las fuerzas abanderadas por el PP", ha zanjado.

Podemos, que se ha abstenido en la votación, ha defendido su abstención, según ha explicado su portavoz, Íñigo Errejón, porque Convergència votó a varios miembros de la Mesa con el PP en la sesión constitutiva de las Cortes el pasado 19 de julio. "Un socio" que, en su opinión, finalmente les falló. En el Senado, Unidos Podemos ha defendido a cambio que la antigua Convergencia no tenga grupo propio. La coalición entre el partido de Pablo Iglesias e Izquierda Unida no ha podido votar la decisión sobre el grupo del partido catalán porque no tiene representación en la Mesa de la Cámara Alta, ya que se le dejó fuera del órgano rector, en el que el PP cedió un puesto al PNV, que tiene seis escaños frente a los 21 de Unidos Podemos. No obstante, el partido habría votado en contra del grupo propio de los convergentes de haber podido hacerlo, según ha asegurado este martes el senador Óscar Guardingo: “A quien han dejado fuera las mesas del Senado y del Congreso es a En Comú Podem [la alianza catalana de Podemos] no a Convergencia, que no cumple el Reglamento”. El senador de Unidos Podemos- En Comú- En Marea ha rechazado la fórmula presentada por el partido catalán para tener grupo con una cesión de senadores, una práctica habitual hasta ahora. “No creemos en el mercadeo de escaños. Cada vez que Convergencia ha tenido una nueva cita con las urnas ha visto menguada su representación”, ha apostillado.

Más información